Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Alcatraz, el trabajador

El lateral colombiano promete “mucho esfuerzo e ilusión por ganarse el puesto” en su presentación como jugador del Real Valladolid.

Es difícil que se rompa el tópico. Cada vez que un colombiano llega a la Liga española, sea al equipo que sea, siempre acaba quedando patente su humildad y ganas de trabajar. Gilberto Alcatraz García no iba a ser la excepción.

 

“Le doy gracias a Dios por darme esta oportunidad en Europa. Es algo que soñé desde niño, desde los cinco años. Le dije a mi madre que quería venir aquí para poder regalarle una casa. He tenido que trabajar duro y he tenido momentos buenos y malos, pero he conseguido llegar a este equipo y ahora quiero aportar”. Fue la declaración con la que comenzó la comparecencia, todo un alarde de sus intenciones y humildad.

 

Pero no se quedó ahí. Como lateral derecho –dejó bien claro que prefiere ese puesto que cualquier otro en la defensa- una de las características que se le presupone es la del esfuerzo para subir y bajar la banda, algo a lo que no teme. “Soy un trabajador incansable, me gusta trabajar y seguir perfeccionándome día a día. Es una virtud que Dios me regaló y trato de aprovecharlo”.

 

Alcatraz, que también confesó que es un apodo que lleva con orgullo y que le viene de su padre pescador a la vez que futbolista, se atrevió a definir su juego sobre el césped “Lo principal es ser ordenado, tengo claro que soy un defensa y debo cubrir siempre mi zona, aunque me considero lateral ofensivo. No renuncio a poder asistir a mis compañeros de medio campo hacia delante, es más importante tirar un pase de gol que hacer un gol. Pero también me veo un jugador atrevido que le gusta marcar”.

 

Por último el lateral quiso romper el tópico de la adaptación de los jugadores sudamericanos a Europa, al menos en su caso. “Es algo que no me preocupa, creo que mi forma de juego se adapta bastante bien. Me gusta el ritmo, el juego que se hace aquí, con buen trato de balón. Creo que me va a venir muy bien”.

 

Alcatraz tendrá que competir por el puesto con todo un consolidado como Rukavina, pero si algo quedó claro en su presentación es que ganas de trabajar le sobran.

Noticias relacionadas