Alcaldes de los 28 municipios vallisoletanos con riesgo de inundaciones conocen los protocolos de actuación

En la reunión se ha abordado el Plan de Protección Civil ante el Riesgo de inundaciones en la Comunidad por parte de este servicio territorial y de la mano de la jefa de sección, Paz Peñalosa.

Los alcaldes de los 28 municipios de Valladolid catalogados con riesgo medio y alto de sufrir inundaciones se han reunido este lunes con el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Valladolid, Pablo Trillo-Figueroa, a fin de conocer los protocolos de actuación del Plan de Protección Civil ante el riesgo de inundaciones (Inuncyl).

 

En la reunión se ha abordado el Plan de Protección Civil ante el Riesgo de inundaciones en la Comunidad (Inuncyl) por parte de este servicio territorial y de la mano de la jefa de sección, Paz Peñalosa, con la intención de que los ediles conocieran de primera mano los procedimientos de actuación y notificación a las instituciones y organismos afectados de los avisos y alertas en este tipo de situaciones.

 

Los municipios afectados son, con riesgo alto, Tordesillas, Tudela de Duero y Valladolid, y con riesgo medio, Alaejos, Arroyo de la Encomienda, Cabezón de Pisuerga, Castronuño, Fresno el Viejo, Fuensaldaña, Laguna de Duero, Matapozuelos, Mayorga, Medina del Campo, Medina de Rioseco, Nava del Rey, Peñafiel, Rueda, Santovenia de Pisuerga, Simancas, Viana de Cega, Villabrágima, Villalón de Campos, Pollos, San Pedro de Latarce, Siete Iglesias de Trabancos, Torrelobatón, Valoria la Buena y Villafrechós.

 

Durante la reunión se ha recordado que la operatividad del Plan de Protección Civil se basa en los sistemas de previsión y alerta hidrometeorológica relacionados con la evolución de lluvias o tormentas de la Agencia Estatal de Meteorología y las Confederaciones Hidrográficas. El organismo responsable de canalizar toda esta información junto con los datos del estado de los niveles de cauces, presas y embalses, es el Centro de Castilla y León 112.

 

TRES FASES DE ACTIVACIÓN

 

El Plan de Riesgos de Inundación contempla tres fases de activación: alerta, emergencia y normalización. En la primera de ellas, se realiza el seguimiento detallado de la información variada sobre la que se basa la operatividad anteriormente descrita. Cuando se declara la Fase de Emergencia, se contempla el nivel que se le debe atribuir, siendo el primero de ellos el de Situación 0, en el que la información contrastada permite prever la inminencia de las inundaciones y adoptar las necesarias medidas para la protección de las personas y los bienes.

 

La situación 1 se declara en el momento en que se han producido inundaciones en zonas localizadas, cuya atención puede quedar asegurada mediante el empleo de los medios y recursos locales, bien asignados o bien disponibles en las zonas afectadas, mientras que la situación pasará a nivel 2 -y en consecuencia se activará el Inuncyl- en el momento en que se produzcan inundaciones que superen la capacidad de retención de los medios y recursos locales en todas o alguna de las zonas afectadas o, aún sin producirse esta última circunstancia, los datos pluviométricos permiten prever una extensión o agravación significativa.

 

En el Inuncyl se detalla la estructura directiva y operativa, que contempla la constitución del Comité de Dirección del Plan en aquellas situaciones que obliguen a activarlo. Al frente estará, en el ámbito provincial, el delegado territorial de la Junta de Castilla y León.