Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Alcalde Lugo revela que Pachi Vázquez y Ferraz le apoyaron para seguir en el cargo pese a su imputación

Xosé Clemente López Orozco
Descarta que tengan que dimitir los políticos imputados advirtiendo de que los jueces no son "ángeles puros" sin "opinión política"


SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Lugo, el socialista Xosé López Orozco, ha revelado este jueves que contó con el respaldo tanto de su jefe de filas en Galicia, Pachi Vázquez, como con la cúpula del partido en Madrid para mantener el bastón de mando pese a estar imputado primero en la Operación Campeón --actualmente retirada-- y, después, en la Pokémon.

"Hablé con (Gaspar) Zarrías --secretario de Política Municipal--, Pachi (Vázquez) y Elena Valenciano --vicesecretaria general-- y les dije que si creían que era mejor para la organización (que dimitiera), que no habría ningún problema", ha desvelado, para apuntar a continuación que le dijeron que "no" lo hiciera.

En una entrevista concedida a la Radio Galega y recogida por Europa Press, el también presidente del PSdeG ha argumentado la negativa del partido a pedirle su renuncia pese a las imputaciones a que les pidió que tuvieran "confianza" en él. "Me la dieron y, por lo tanto, seguí", ha remachado.

Según su relato, en la conversación con los dirigentes de su organización él aseguró que "nunca" sería "un problema" para el partido. "Y si en algún momento veo que lo soy, tened por seguro que a mí no habrá que decirme 'márchate', sino que me marcho", ha detallado, remarcando que el significado de "imputado" es "investigado".

En este sentido, cuestionado sobre las presiones del partido al ya exalcalde de Orense Francisco Rodríguez para que abandonara el Consistorio, Orozco ha puntualizado que "a lo mejor, hay alguna circunstancia distinta", como que él se encuentra en libertad condicional tras el abono de una fianza.

DIMISIONES

En cuanto a las dimisiones, se ha preguntado "dónde está ahora Demetrio Madrid", que "dejó su cargo como presidente de una comunidad --Castilla y León-- cuando fue imputado por un asunto de su empresa". "Y, al poco tiempo, libre", ha apostillado.

Precisamente, sobre la base de este hecho, se ha vuelto a preguntar "qué favor haría" él mismo "a la democracia" si decidiese renunciar a la Alcaldía de Lugo cuando le imputaron en la Operación Pokémon "y luego la jueza dicta sobreseimiento".

Dado que su vinculación con esta causa partió de la declaración del empresario Jorge Dorribo, ha pedido "respeto" para los imputados, ya que "cualquiera le dice a la jueza lo que él dijo y ya está el lío armado".

"Si hay una condena, ahí estamos hablando de cosas distintas", ha razonado el alcalde de Lugo, quien ha matizado al respecto que el poder judicial "también se equivoca" y cabe recurrir las sentencias.

Por ello, ha pedido "pensar" antes de fijar que una imputación debe conllevar dimisión. "Porque aquí, ángeles puros que no tienen ideas o que no participan de una opinión política determinada no los hay", ha advertido, sin dejar de expresar su "confianza en la Justicia".

CONTABILIDAD B

Al hilo de todo ello, el lucense ha asegurado que lo que reclama para él mismo es lo que pide "para todos, incluso para los políticos de derechas". Eso sí, ha expresado su deseo de que el extesorero del PP Luis Bárcenas se enfrente a "un juicio duro" en el que "se haga justicia".

Sobre este caso, ha lamentado que el exdiputado y exsenador gallego del PP Carlos Mantilla haya dicho "tan alegremente" que "todos los partidos tienen financiación ilegal" porque "no es verdad".