Alberto Soto, del restaurante Cepa 21 y Bodegas Mauro premios Castilla y León de Gastronomía 2014

Bodegas Mauro

Alberto Soto, del restaurante Cepa 21, ha sido reconocido como el mejor cocinero de Castilla y León 2014, mientras que Mauro ha conseguido el galardón a la mejor bodega de Castilla y León 2014 en los premios de Gastronomía 2014 de la Comunidad.

Los miembros de la Academia Castellana y Leonesa de Gastronomía y Alimentación han hecho llegar sus propuestas argumentadas para cada una de las categorías desde el pasado mes de diciembre al Jurado, cuyos miembros tuvieron en cuenta para elegir a los ganadores el apoyo que éstos prestan a la gastronomía y productos de Castilla y León, su compromiso con esta tierra y su apuesta por la investigación, la innovación y la creatividad.

 

El Jurado de estos I Premios Castilla y León de Gastronomía ha estado compuesto por los siguientes miembros de la Academia: Nieves Caballero, Elena González-Santacana, Fernando Franco, Gabriel Argumosa, Silvia Garrote, Julio Valles y Santiago de Castro, estos últimos actuando como presidente y secretario del Jurado, respectivamente.

 

Los II Premios Castilla y León de Gastronomía se entregarán en la ciudad de Ávila en el mes de marzo, aunque aún no se ha determinado la fecha concreta. Consisten en un diploma y acreditación para cada uno de los premiados.

 

Los galardones pretenden ser un estímulo y un reconocimiento a los trabajos más destacados de cada año de empresas, cocineros, equipos de restauración, bodegas y el resto de personas que desarrollan su labor en un sector clave para el turismo y la economía de Castilla y León.

 

El chef palentino Alberto Soto, del restaurante vallisoletano Cepa 21, ha destacado en 2014 por su trabajo de innovación de las recetas tradicionales castellanas y por su espíritu emprendedor, con la creación de una franquicia basada en la elaboración artesana de croquetas de calidad.

 

Bodegas Mauro ha llevado a cabo un excelente trabajo en 2014 de elaboración y comercialización de sus vinos, de corte moderno pero con raíces, señas de identidad propia que los hacen reconocibles, y todo ello sin contar con el amparo y respaldo de una Denominación de Origen.