Alba Torrens marca el camino

Alba Torrens lideró a la selección junto a una gran Leti Romero

La selección española femenina de baloncesto se ha impuesto a China con claridad (68-89) en el tercer partido de los Juegos de Río de Janeiro 2016 después de un duro comienzo que necesitó de una reacción comandada por una incombustible Alba Torrens, con 32 puntos. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CHINA: Shao (4), Chen (11), Lu (4), Sun (9), Huang (6) --cinco inicial-- Li (-), Wu (1), Gao (4), Mengran Sun (6), Hongpin Huang (5), Nan Chen (4), Zhao (4).

 

ESPAÑA: Palau (2), Torrens (32), Cruz (2), Nicholls (7), Ndour (21) --cinco inicial--, Romero (16), Domínguez (-), Xargay (9), Rodríguez (-), Pascua (-), Quevedo (-) y Gil (-).

 

PARCIALES: 18-14, 20-27, 21-23 y 9-25.

 

ÁRBITROS: Eddie Viator (FRA), Leandro Lezcano (ARG) y Natalia Cuello (DOM). Eliminaron a Palau por parte de España.

 

PABELLÓN: Pabellón de la Juventud. 1.230 espectadores.

Chinas y españolas se volvieron a ver las caras tras el reciente 43-77 del Preolímpico favorable a las de Lucas Mondelo. Sin embargo, los miembros del conjunto nacional avisaron de que el duelo en Río sería mucho más duro, y no se equivocaron.

 

En un bagaje de puntos corto al comienzo, con los ataques bastante atascados, Alba Torrens cogió galones de nuevo para engrasar la maquinaria. Sin embargo, los grandes números de la mallorquina se toparon con el gran porcentaje de acierto de las lanzadoras chinas, que hicieron saltar las alarmas abriendo una brecha de cierto grosor mediado el segundo cuarto.

 

Las jugadoras del 'Gigante Asiático' obtuvieron su mayor renta del encuentro en este tramo (+8), aunque una excelente reacción de las españolas logró incluso darle la vuelta al marcador antes del descanso.

 

Las chicas de Mondelo se pusieron el mono de trabajo y Torrens encontró en Leticia Romero su mejor aliada en la parcela ofensiva. La base grancanaria aporreó la puerta de la titularidad convirtiendo 16 puntos saliendo desde el banquillo cuando más lo necesitaba el equipo, aunque no fueron suficientes para quitarle el protagonismo a Alba Torrens y sus 32 puntos, cifra récord en una jugadora española en Juegos.

 

Las grandes sensaciones con las que España enfiló el túnel de vestuario no encontraron continuidad inmediata debido a la inspiración en las muñecas chinas, aunque el final del tercero de los tiempos resultó prácticamente calcado al de su precedente. Torrens y Romero dominaron la tropa española hacia canasta en unos minutos postreros mágicos que encontraron la mayor ventaja en el duelo, nueve puntos por encima.

 

ESPAÑA SE GUSTA EN LOS ÚLTIMOS MINUTOS

 

Sobre este papel y con sólo 10 minutos por delante, las de Tomas Maher tuvieron que destaparse a por la machada encabezadas por Shao, lo cual se antojó una auténtica quimera y acabó abriendo múltiples espacios sobre la pista que agrandaron las distancias hasta el definitivo 68-89. Unos puntos de oro en vistas a los hipotéticos empates que puedan tener lugar tras la disputa de todos los enfrentamientos de la fase.

 

Las hispanas cerraron su triunfo esquivando un final agónico y tomaron ventaja por el segundo puesto del Grupo B que da acceso a cuartos de final, que tan caro se presenta teniendo en cuenta el previsible dominio en la prueba de las estadounidenses. De esta forma, el combinado español sumó su segundo triunfo de tres posibles, haciendo olvidar la abultada aunque predecible última derrota contra Estados Unidos y rompiendo la igualada con China.