Al Qaeda reinvidica el atentado contra 'Charlie Hebdo' como una "venganza" por sus insultos a Mahoma

Califica el ataque como "bendita batalla de París" y se desvincula de los crímenes de Coulibaly. 
 

Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP) ha reivindicado la responsabilidad de los atentados terroristas que dejaron 17 muertos la semana pasada en París y ha asegurado que ordenó atacar al semanario 'Charlie Hebdo' en "venganza" por haber insultado al profeta Mahoma.

 

"En cuanto a la bendita batalla de París, nosotros, la organización de Al Qaeda en la Península Arábiga, reivindicamos la responsabilidad de esta operación como venganza por el mensajero de Dios", ha asegurado Naser bin Alí al Ansi, líder de la rama yemení de Al Qaeda en un vídeo difundido en Internet.

 

Tras los ataques, AQAP, que es la rama más activa de Al Qaeda, ha reivindicado la responsabilidad y ha asegurado que su cúpula "eligió el objetivo, planificó la operación y la financió". El portavoz de Al Qaeda en la Península Arabiga ha asegurado en el vídeo que el ataque se ha llevado a cabo para "materializar" la orden general dada por el líder de la red terrorista, el egipcio Ayman al Zawahiri, que pidió que los musulmanes atacaran a Occidente con los medios que tengan.

 

AQAP está liderada por Nasser al Wuhayshi, que es el 'número dos' de Al Zawahiri a nivel global. "Lo hemos hecho en cumplimiento del mandato de Alá de apoyar a su mensajero, que la paz sea con él", ha afirmado Al Ansi.

 

COULIBALY, AL MARGEN

 

Por otra parte, el portavoz de AQAP ha aclarado que Amedy Coulibaly, que mató a una agente de Policía Municipal en París y a otras cuatro personas en un secuestro en un supermercado 'kosher', no formaba parte de la operación y que su actuación fue una mera coincidencia.

 

AMENAZA DE NUEVOS ATAQUES

 

"Usama bin Laden os advirtió: 'si no hay verificación de la libertad de vuestras palabras, entonces permitid que vuestros corazones estén abiertos a la libertad de nuestras acciones. La respuesta es lo que veis, no lo que oís'", ha añadido. Pero dado que los gobiernos occidentales no escucharon, "persistieron en proteger y apoyar a los ofensivos dibujantes, directores y periodistas".


"Os lo decimos una vez más: cesad vuestros insultos contra nuestro profeta y santidades. Dejad de derramar nuestra sangre. Abandonad nuestras tierras. Dejad de saquear nuestros recursos. De lo contrario, por Alá, no esperéis de nosotros otra cosa que tragedias y terror. Buscaréis paz y estabilidad pero no las encontraréis", ha prevenido.