Al Grupo Norte se le escapa la victoria en el final del partido (70-57)

Los vallisoletanos echaron el resto, pero no pudieron luchar contra las decisiones arbitrales, los lesionados y los jugadores con problemas físicos.

Mideba Extremadura. ENT: Salvador Zavala. C.I: Conde, Fernández, Lourenço, Zavala y Esteche Puntuaciones: 4. Conde (0), 5. González (2), 6. Romero (0), 7. Fernández (10), 8. Bártolo (0), 9. Penis (0), 10. Calderón (9), 13. Lourenço (6), 14. Cano (7), 15. Zavala (30), 16. Esteche (6).

 

Fundación Grupo Norte. ENT: José A. de Castro. C.I: Highcock, López, Pérez, Ruiz y Bridge Puntuaciones: 4. Bridge (7), 5. Highcock (15), 6. Ruiz (10), 7. Robles (11), 10. Pérez (0), 12. López(5), 13. Sánchez (0), 14. Carrión (9), 15. Pérez Caballero (0).

 

6º Jornada de la Fase por el Título - Liga 2013/2014
Polideportivo Nuria Cabanillas, Badajoz
Pérez y Sánchez-Mayoral
Sin expulsados. Soria no estuvo convocado, al igual que Lalo Prieto, aún en México

No pudo conseguir el Fundación Grupo Norte la victoria en tierras extremeñas después de realizar un gran encuentro ante un muy potente Mideba Extremadura que se encontró de cara el partido desde casi el principio.
 

Y es que las vicisitudes por las que está pasando el conjunto pucelano esta temporada son dignas de mención, inexplicables y sorprendentes en su gran mayoría, aunque prácticamente y, partido tras partido, se repiten: lesiones, bajos efectivos en los partidos oficiales y, dedicadas al choque de ayer, ausencias obligadas por trámites legales que se pierden en el limbo de la burocracia –el caso de Lalo Prieto- y enfermedades de varios jugadores que lastran su potencial.

 

Juan Luis Pérez, que a pesar de salir en el cinco inicial, en el segundo cuarto tuvo que ser sustituido por un fuerte proceso febril, y la de Dan Highcock, que estuvo jugando todo el choque con problemas estomacales que le obligaron varias veces a vomitar. A pesar de todo, cabe destacar el gran trabajo de Robles y Ruiz que acabaron el partido con 11 y 10 puntos, respectivamente, haciendo un partido brillantísimo y dejando muestras de su excelente calidad.
 

A pesar del panorama, el Fundación Grupo Norte echó el resto. De primeras, quiso desquitarse de la mala imagen del pasado fin de semana ante el Getafe BSR a base de hacer el juego que ha hecho que el equipo desarrolle uno de los mejores ‘baloncestos’ de la Liga, no sólo en lo que va de temporada, sino ya durante muchas pasadas; después, superando las adversidades que en todos los partidos se presenta pero que, en algunos casos, como el de ayer, no sólo es suficiente a base de garra, concentración y trabajo colectivo.
 

Y es que desde el comienzo del choque, los vallisoletanos fueron por detrás en el marcador. A pesar de ello, el juego visitante era francamente muy bueno, pero se encontraba con grandes piedras que hacían que no dominasen ni el partido ni el electrónico: la falta de acierto, los errores a la hora de cerrar el rebote y conceder múltiples segundas opciones y el acierto extremeño, sobre todo del ex vallisoletano Zavala y, en menor medida, del portugués Lourenço.
 

Con doce puntos de ventaja para el Mideba se llegaba al descanso, palpando en el ambiente del Nuria Cabanilas un halo que presuponía que el partido ya estaba ganado para los extremeños. Pero, de nuevo, el Fundación Grupo Norte echó mano de sus recursos y consiguió, por dos veces, remontar el marcador y situarse a menos de tres puntos. El entrenador local, Zavala, se veía obligado a parar el encuentro, un encuentro que entraba en una nueva dinámica y hacía aflorar nervios y repartir obligaciones casi a un solo jugador: él mismo.
 

Una decisión de los colegiados donde no pararon el juego en una acción de contraataque para los extremeños en el que Sánchez era el último hombre morado y se encontraba en el suelo a escasos centímetros de la zona, hizo trizas la moral en la remontada visitante. Si el Fundación Grupo Norte podía ponerse a sólo un punto, al final, esa jugada hizo que Esteche situase a los suyos a cinco.
 

Desde ese momento, a escasos dos minutos para acabar, la decisión arbitral y, dicho también, el comportamiento del argentino de no parar el juego y optar por entrar sólo a canasta, desquició al Fundación Grupo Norte, que se encontró con una sucesión de canastas locales que hicieron que la diferencia al final de partido fuese de 13 puntos.