Al Fundación Grupo Norte se le rompe el sueño de la Copa (40-85)

Los vallisoletanos hincaron la rodilla estrepitosamente ante el Ilunión en la semifinal.

FICHA TÉCNICA

 

Fundación Grupo Norte – Ent. José Antonio de Castro

Prieto (16), Ruiz (2), Pérez (2), Tanghe (6), López (8)  –cinco inicial- Robles (0), Carrión (4), De Jesús (0), Sánchez (2), Ortega (0).

 

C.D Ilunion – Ent. José Manuel Artacho

Rodríguez (4), Zarzuela (12), Latham (15), Bywater (26), Muiño (0) –cinco inicial- Stix (0), Tucek (14), LLambi (4), Revuelta (2), Gómez (6), Vera (2).

 

POLIDEPORTIVO: Polideportivo Pilar Fernández Valderrama, Valladolid

 

ÁRBITROS: Rebollo, González y Fernández.

 

INCIDENCIAS: Segunda semifinal de la Copa del Rey.

El Ilunion luchará por el título copero, que ostenta actualmente, tras arrollar sin paliativos a un Fundación Grupo Norte que notó en exceso el esfuerzo realizado en los cuartos de final y no pudo combatir a un rival que supo hacer valer todas sus armas para controlar el partido desde el primer minuto.

 

Ambos equipos salieron muy dubitativos a la cancha, lo que se tradujo en numeroso fallos en los lanzamientos que impidieron que se inaugurara el marcador hasta el minuto 4, en el que Latham subía los dos primeros puntos al marcador. A partir de ese momento se abrió la veda, ya que los vallisoletanos también inauguraban su casillero a través de Pablo López y se repartieron los puntos de manera igualitaria en un bando y otro, si bien dos canastas consecutivas de los madrileños en los compases finales del primer cuarto les concedió una ventaja de cuatro puntos (10-14).

 

Los madrileños habían despertado y no dudaron en aprovechar la buena sintonía de sus jugadores y la calidad de Bywater en la faceta anotadora para ampliar la renta de forma paulatina hasta alcanzar los once puntos (14-25), que obligaba a José Antonio de Castro a solicitar un tiempo muerto para tratar de reorganizar a su plantilla. Pero de poco sirvió, ya que entonces el Ilunion echó mano del banquillo y Tucek se sumó a Bywater como pesadilla para los vallisoletanos, que querían pero no podían ante la superioridad visitante. Así se llegó al descanso con un contundente 20-37 que ponía las cosas muy cuesta arriba a los anfitriones.

 

Tras la reanudación no surgió la reacción local, ya que el Ilunion no cedió ni un ápice y no admitió concesiones a los vallisoletanos, con lo que continuó aumentando la ventaja, sobre todo de la mano de un Bywater totalmente intratable, que dejaba el marcador en un 28-51 en el ecuador del tercer cuarto. De Castro volvió a solicitar un receso para tratar de frenar la sangría y transmitir energía a sus pupilos, pero éstos notaron el esfuerzo realizado en los cuartos de final y no conseguían frenar al vigente campeón, con lo que las diferencias llegaron a los 32 puntos (30-62).

 

El último cuarto se convirtió en un paseo militar para el Ilunion, que no tuvo reparos en seguir mostrando su potencial y su calidad y, aunque el Fundación Grupo Norte mantuvo el tipo como pudo y buscó recortar las diferencias, nada pudo hacer para evitar que el tanteo final fuera escandaloso (40-85).