Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Ahora o nunca del Cuatro Rayas ante el Bidasoa

Gonzalo Porras, en un lanzamiento a puerta. TRIBUNA

El BM Valladolid se juega el ser o no ser este sábado (20.00 horas, Huerta del Rey) ante el conjunto vasco, colista de la clasificación.

Lo decía el presidente Óscar Simón el pasado lunes, el partido que enfrentará este sábado a Balonmano Valladolid y Bidasoa de Irún marcará el destino de ambos en la presente temporada. De ganar, los de Nacho González darían un paso de gigante en la lucha por la salvación, mientras que un empate o una derrota darían al traste con las posibilidades de seguir en Asobal para la próxima campaña.

 

Precisamente el técnico vallisoletano explicaba en la previa del partido la necesidad de ambos conjuntos por puntuar, y lo que esto puede suponer. "La presión puede arruinar el partido, por lo que hay que saber llevar el ritmo y no asustarnos si empezamos con un marcador regular", ha comenzado.

 

Como ha seguido González, "los veteranos tendrán un papel fundamental", en este aspecto, ya que se trata de un choque en el que habrá que saber llevar los tiempos y para mantener la cabeza fría. Al igual que el Cuatro Rayas, los vascos solo llevan dos victorias.

 

En cuanto al arranque de los últimos partidos, en los que los vallisoletanos comenzaron de manera escandalosa por detrás en el marcador, Nacho se mostró claro. Es un tema tratado. "Lo hemos hablado esta semana, y esperamos que no se vuelva a repetir. Para que todo marche bien hay que tener equilibrio y no fallar las más claras que tengamos".

 

A fin de cuentas, y pese a lo mala que esté siendo la campaña del Bidasoa, el equipo vasco también tiene sus armas. El entrenador destacó a Kallman "que les da la posibilidad de lanzar desde fuera", además de dejar claro que habrá que tener cuidado con su primera línea y el juego que puedan desarrollar con el pivote de por medio.

 

Así las cosas, el encuentro, no apto para cardiacos, empezará este sábado a las 20.00 horas en Huerta del Rey, con un pabellón que se espera responda ante tan crucial cita. La suerte está echada.

Noticias relacionadas