Aguirre cree que una persona de "consenso" puede estar al frente del Gobierno y señala a Felipe González

Esperanza Aguirre presenta a los medios de comunicación su libro Yo no me callo

La portavoz municipal del PP en el Ayuntamiento, Esperanza Aguirre, ha manifestado que no le parece "disparatado" que se pudiera encargar a una persona de consenso el presidir el Gobierno central.

Aguirre ha manifestado que el derecho español admite que una persona que goce de consenso de la mayoría pueda ser elegido presidente, preguntada por el caso del expresidente Felipe González.

Aguirre asegura que tras el 20D los españoles han dado "un mandato" y es que el PP no tiene mayoría absoluta ni con Ciudadanos y que el PSOE podría tenerla si acepta a Podemos y los independentistas.

"Lo que digo es que el derecho español admite a una persona que goce de la mayoría de la confianza de los diputados puede ser nominado por el Rey", ha insistido para recalcar que el "centro" del Congreso no tiene la mayoría absoluta y que, pese a que le gustaría que gobernara esa opción, han pasado cuatro meses y no se ha conseguido.

Aguirre ha indicado que en su nuevo libro 'Yo no me callo' hace una reflexión abierta sobre la pérdida de votos y de poder territorial del PP tras las últimas elecciones autonómicas y generales.

Entienden que las explicaciones "canónicas" sobre las medidas adoptadas por la crisis y la corrupción apuntan a razones por el hecho de que se mire al PP como "partido antipático", aunque ella piensa que muchos de los votos de 2011 eran "prestados" por personas que querían "librarse" del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE).

"Era gente que no era del PP pero confiaban en que cambiaran las cosas y a ellos quizás no los hemos cuidado", ha apuntado la también expresidenta de la Comunidad de Madrid para señalar que ha habido una "desastrosa política de comunicación".

Entiende que ahora es el momento de dar la "voz a la militancia" dentro del PP y le gustaría que hubiera un congreso "abierto" con la fórmula de un 'afiliado, un voto'. "Ya está bien de cúpulas, hay que ir a la militancia", ha recalcado.

Sobre el excalcalde de Madrid Alberto Ruiz Gallardón, ha dicho que a él le "encantaba ser progre" y a ella no, pues es liberal, y que tiene una relación "cordialísima" con el presidente del PP Mariano Rajoy, pues es "afable" y "encantador".

Por otro lado, Aguirre ha señalado que le pareció "muy triste" que parlamentarios del partido aplaudieran al presidente del Gobierno en funciones cuando dijo, en referencia al mensaje de texto al extesorero Luis Bárcenas, que fue "un error".

Además, ha indicado que ella "destapó" el caso Gürtel "sin saberlo" cuando le pidió la dimisión al alcalde de Majadahonda por la polémica con la mayoría de ediles por la venta de unos terrenos en la localidad.