Agricultura realiza el pago de casi 48 millones a 8.000 beneficiarios para la modernización del sector

A las inversiones en infraestructuras rurales y regadíos se van a destinar 15,3 millones de euros. Esta cantidad permitirá actuar sobre seis obras de modernización de regadíos que incluyen 15.848 hectáreas de las que se van a beneficiar 6.360 agricultores.

 

FOMENTO DE RAZAS AUTÓCTONAS

 

Las siete asociaciones de razas ganaderas autóctonas de Castilla y León que ya no están 'en peligro de extinción', pero cuya conservación y protección se sigue potenciando, recibirán, tal y como se ha acordado en Conferencia Sectorial, 116.900 euros, para garantizar su conservación y evitar que vuelvan a estar en peligro.

 

Éstas son la Asociación Nacional de Criadores de Raza Ojalada (A.N.C.R.O), la Asociación de Criadores de ganado de raza bovina SERRANA NEGRA, la Asociación Española de Criadores de Bovino de Raza Alistano-Sanabresa (A.E.C.A.S.), la Asociación Nacional de Criadores de Bovino Selecto de Raza Sayaguesa (SAYAGUESA), la Asociación Nacional de Criadores de Raza Asnal Zamorano-Leonés (ASZAL), la Asociación de Criadores de Caballo Losino y la Raza Caprina Agrupación de las Mesetas.

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha anunciado, tras participar en la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural en el Ministerio, que 7.963 beneficiarios percibirán 47,6 millones de euros de diversas líneas de ayudas contempladas en el Programa de Desarrollo Rural. 

 

 

El programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2007/2013, financiado en un 50 % con fondos provenientes de la Unión Europea (FEADER), y el 50 % restante entre el Gobierno autonómico y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, es el instrumento que tiene la Junta de apoyo al sector agrario. Este programa cuenta con diversas líneas destinadas, entre otros objetivos, a favorecer la instalación de jóvenes agricultores en el sector primario, a la modernización de las explotaciones, a favorecer la práctica de actuaciones agroambientales en el sector agrario, a apoyar las inversiones en las industrias agroalimentarias y apoyar la creación de empleo a través de los Grupos de Acción Local.

 

En la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural, celebrada y en la que ha participado la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, se ha acordado el reparto de fondos para que las Comunidades puedan ejecutar estos Programas de Desarrollo Rural. Castilla y León en este reparto ha recibido 11,2 millones de euros. Esta cantidad, junto con la aportación de fondos del Gobierno autonómico y de la Unión Europea supone que próximamente se distribuirán 47,6 millones de euros de diversas líneas de apoyo de este Programa de los que se beneficiarán 7.963 perceptores.

 

A las inversiones en infraestructuras rurales y regadíos se van a destinar 15,3 millones de euros. Esta cantidad permitirá actuar sobre seis obras de modernización de regadíos que incluyen 15.848 hectáreas de las que se van a beneficiar 6.360 agricultores.

 

Se destinarán 10 millones de euros a las industrias agroalimentarias, ayudas de las que se van a beneficiar 60 empresas de la Comunidad. Además, se destina 1 millón de euros a sufragar las ayudas agroambientales. Unas medidas de apoyo a aquellos agricultores que realizan prácticas agronómicas que contribuyen a la conservación del medio natural.

 

Un total de 3,4 millones de euros se van a dedicar a la medida de modernización de explotaciones, cuyo objetivo es mejorar la competitividad del sector a través de aumentar la dimensión técnico-económica de las explotaciones, y a la de incorporación de jóvenes agricultores, orientada a facilitar el rejuvenecimiento de la actividad agraria. Además, 17 millones de euros se dedicarán al eje LEADER, gestionado por los grupos de acción local y cuya principal medida es apoyar proyectos destinados a la diversificación económica en el medio rural.

 

El Programa comprende una inversión total, desde el 2007, de 1.823 millones de euros. Castilla y León es la comunidad que mejor ejecuta el Programa de Desarrollo Rural como lo demuestra que del total de la inversión se llevan pagados 1.655 millones de euros, lo que supone el 91 %, ocho puntos por encima de la media nacional.

 

PLAN DE CONTROLES LÁCTEOS

 

Además, en la Conferencia Sectorial, Ministerio y Comunidades Autónomas han acordado el Plan de controles lácteos; se trata de las medidas para garantizar por una lado que existe una relación estable que dé seguridad a los ganaderos en cuanto a las cantidades que suministran y el precio que perciben y por otro asegurar a las industrias la calidad que necesitan. El Plan contempla la realización de controles administrativos y sobre el terreno a los compradores de leche y a los suministradores/ productores. El pasado año en la Comunidad se realizaron en total 185 controles.

 

La consejera ha explicado que estos controles adquieren mayor relevancia en estos momentos ante la desaparición de las cuotas desde el pasado 1 de abril. Se trata, como ha recordado Clemente, de fortalecer la posición de los productores en las negociaciones de los contratos y detectar prácticas poco correctas. Por ese motivo, como ha señalado, el Gobierno autonómico incrementará los controles tanto administrativos como sobre el terreno.

 

APICULTURA

 

En la Conferencia Sectorial celebrada también se han territorializado fondos del Ministerio para el fomento de la apicultura, a través de las ayudas para la producción y comercialización de la miel. Castilla y León recibirá para esta línea 389.965 euros, lo que supone un 16 % del total distribuido.

 

Esa cantidad, junto con la aportación de la propia Comunidad Autónoma y la de la Unión Europea, permitirá conceder ayudas este año por un importe superior a 1,5 millones de euros. Castilla y León tiene el mayor número de explotaciones apícolas de España, con más de 4.000 explotaciones y casi 400.000 colmenas. De ellas, casi el 68 % se encuentran en la provincia de Salamanca. 

 

En total, entre el sector productor y transformador aportan más de 40 millones de euros de valor económico y se dedican a él más de 4.000 personas.

 

Estas ayudas están incluidas en el Programa Nacional de ayudas a la apicultura 2014-2016, que se aprobó el año pasado en la Conferencia Sectorial celebrada el 9 de junio, y que incluye medidas novedosas, como la posibilidad de subvencionar las medidas que los apicultores desarrollen y apliquen para luchar contra la avispa asiática dado que su presencia en los asentamientos apícolas es letal para las abejas ya que se alimenta de ellas.

 

También se podrán sufragar las medidas preventivas que aplique el apicultor para reducir los daños provocados por el abejaruco siempre que exista un protocolo oficialmente aprobado por la autoridad competente

 

Los objetivos principales que persiguen estas ayudas son aumentar y consolidar la profesionalización y modernización del sector, mantener e incrementar la calidad y facilitar que los valores añadidos de la actividad se mantengan en nuestra Comunidad.

Desde el año 2007 hasta el 2014 la Junta de Castilla y León ha concedido a los apicultores de la Comunidad ayudas para la producción y comercialización de la miel por importe de 12,3 millones de euros.

 

Además, los apicultores de Castilla y León cuentan con una ayuda agroambiental para el fomento de la biodiversidad, dentro del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020, con una dotación para todo el período de programación de 21 millones de euros.

 

ENFERMEDADES GANADERAS

 

Castilla y León, tal y como se ha acordado en la reunión, percibirá 1,7 millones de euros para la realización de los Programas oficiales de erradicación de las enfermedades de la cabaña ganadera, unas actuaciones relevantes para asegurar la competitividad de las explotaciones en especial para la Comunidad dado que Castilla y León es líder nacional en vacuno de carne, en ovino de carne y leche y segunda en vacuno de leche de España.

 

La consejera ha explicado que estos programas junto al trabajo del propio sector han permitido reducir la prevalencia de las enfermedades ganaderas en los últimos años. En el periodo 2008-2014 la prevalencia de la tuberculosis bovina en Castilla y León se ha reducido un 38,84 %, y de la brucelosis bovina un 76,76 %, estando actualmente en fase de erradicación.

 

En el caso de la brucelosis ovina y caprina en marzo de 2013 la Comisión Europea declaró a Castilla y León como Región Libre de Brucelosis Ovina/Caprina. Una declaración que permite a la Comunidad superar en estatus sanitario a sus principales competidores en comercio de los animales y productos de origen animal de ovinos y caprinos, Portugal, Grecia y gran parte del territorio de Francia.

 

Además, la mejora en el estatus sanitario de la cabaña ganadera permite reducir el número de pruebas obligatorias a realizar en las explotaciones, con el consiguiente beneficio para el sector.