Agreden a una pareja gay a la salida de una discoteca en Madrid al grito "Fuera de aquí, maricones"

Dos jóvenes agredieron la madrugada del domingo a una pareja de homosexuales en la calle Martín de los Heros, en el madrileño distrito de Moncloa, al grito de "Fuera de aquí, maricones", ha informado a Europa Press un miembro de la Asociación de Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales, y Heterosexuales de las Universidades Politécnica y Complutense de Madrid (Arcópoli).
MADRID, 22 (EUROPA PRESS)



Los hechos tuvieron lugar a las 4 de la madrugada. Dos hombres de 30 años salieron cogidos de la mano de la discoteca 'Diamante', situada en la misma calle. Unos jóvenes, que llegaron de los bajos de la plaza de los Cubos, les llamaron la atención y les dijeron "Hola".

Segundos después, según sus testimonios, sin mediar más palabras, se abalanzaron contra ellos y comenzaron a golpearles, mientras que ellos no ofrecían resistencia. A uno de los agredidos, M.R.C, le pegaron y le tiraron contra un contenedor y al otro le dieron varios puñetazos en la cara. A continuación, los agresores abandonaron el lugar a la carrera.

La pareja, con fuerte conmoción y muy nerviosa, llamó a la Policía. A su juicio, los agentes que comparecieron al lugar "fueron bordes y nada agradables" con ellos, por lo que tomaron la determinación de no denunciar los hechos en comisaría, sino que lo harán en el mediodía de mañana ante los Juzgados de Plaza de Castilla.

Además, esa misma madrugada acudieron al hospital para que fueran tratadas su heridas. El parte médico recoge que M.R.C. sufre hematomas por todo el cuerpo consecuencia del ataque y J.M.I una fractura nasal.

Arcópoli considera que se trata de un caso más de agresión homófoba, ya que no robaron nada a la pareja, que no conocía, al tiempo que mientras les pegaban proferían gritos de "Maricones de mierda, fuera de aquí".

La asociación denuncia que en lo que va de año se han registrado el tripe de ataques de este tipo, coincidiendo con una mayor visibilidad de este colectivo. No obstante, muchas de estas agresiones no se denuncian por miedo o porque algunos de ellos no quieren dar a conocer su condición sexual.