AGE ve al PP "heredero del franquismo" por amparar al alcalde de Baralla y Xunta resalta que ya se disculpó

El vicepresidente critica que Alternativa condene la violencia "según le convenga"


SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 (EUROPA PRESS)

El diputado de AGE Antón Sánchez y el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, han protagonizado este martes un duro enfrentamiento en la Cámara gallega en torno a las palabras del alcalde de Baralla (Lugo), el popular Manuel González Capón, quien sostuvo que los represaliados en el franquismo "lo merecían".

Y es que el parlamentario de Alternativa ha advertido al PPdeG de que "no debería permitir casos como éste" si quiere evitar que aumente "la percepción social" de que los populares son "herederos del franquismo". Enfrente, Rueda ha subrayado que el regidor "se arrepintió" y, en un pleno extraordinario, pidió "disculpas sinceras".

De hecho, dio lectura a la intervención en sede municipal de González Capón, quien alegó que sus manifestaciones no se correspondían con su forma de pensar. "E inmediatamente después, salió a saludar a sus acólitos haciendo el saludo fascista. Ésa es la sinceridad de sus disculpas", le ha espetado Sánchez.

A renglón seguido, ha utilizado como ejemplo de represaliado un profesor de Baleira, localidad "a 15 kilómetros" de Baralla, que fue asesinado por "educar a los niños" sin imponerles "el catecismo". "Le cortaron la lengua, los testículos y le sacaron los ojos", ha remarcado, crítico con que sea "suficiente" para el PP "una disculpa".

"¡Sigan amparando a quien ataca a las víctimas!", ha censurado el diputado, quien ha echado en falta "una actitud de condena clara" con este tipo de afirmaciones, que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, considera "un chiste". Ante ello, Alfonso Rueda ha asegurado que "la Xunta no comparte" unas declaraciones "enormemente desafortunadas".

"TAMBIÉN LOS INSULTOS SON VIOLENCIA"

Dicho esto, ha cuestionado que AGE condene la violencia "según le convenga", a la vista de que su portavoz, Xosé Manuel Beiras, defendió públicamente que "no todos los tipos de violencia se pueden medir por el mismo rasero" y de que tildó de "anticonstitucional" al tribunal que condenó a cuatro integrantes de Resistencia Galega.

"Ése es su rasero", ha expuesto Rueda, quien ha hecho hincapié en que "también los insultos son violencia" y que su grupo "dedica" numerosos calificativos al PP. "Sicarios, nazinecios, fascistas", ha enumerado, mientras que Antón Sánchez ha lamentado que "justificar" actitudes como las del regidor de Baralla "no tiene precedentes en Europa".