Adiós al Carrusel de Navidad para dar la bienvenida al graderío de Semana Santa

(Izq.) Un operario desmonta el carrusel, (Dcha) Tres trabajadores durante el montaje de las gradas. A.MINGUEZA

Operarios municipales han comenzado este lunes a montar las gradas para la procesión general del Viernes Santo. Paralelamente Carruseles Ortega desmonta su tiovivo de Navidad.

La Plaza Mayor se está vistiendo desde este lunes de Semana Santa. Los operarios municipales han comenzado a colocar las gradas que facilitarán la visión de la procesión general a los muchos espectadores que deciden adquirir una de sus localidades. Paralelamente, y en el mismo escenario, Carruseles Ortega está desmontando su Tiovivo 1900 instalado con motivo de la Navidad y que este año se ha prolongado hasta principios de marzo.

 

Aunque aún restan tres semanas para el inicio de la Pasión la instalación se ha iniciado porque de lo contrario sería “materialmente imposible”, explican fuentes cercanas al Ayuntamiento. Como en otras ocasiones, los primeros asientos que se colocan son los que apenas interfieren con cafeterías, terrazas y comercios, aunque poco a poco el graderío va tomando la plaza vallisoletana.

 

Asimismo, se coloca con tanto tiempo de antelación, porque los operarios realizan esta labor en horario de trabajo habitual, porque así se evitan el pago de las horas extras, confirman desde las mismas fuentes.

 

De las localidades para obtener un asiento desde donde presenciar la procesión se ocupa la Junta de Cofradías de Semana Santa. El donativo se entrega a esta organización para el mantenimiento de sus actividades y especialmente para sufragar los gastos de la nave de Pasos, donde la Junta guarda durante el año las carrozas de los pasos y otros enseres.