Adiós al calor infernal; temperaturas agradables toda la semana en Valladolid

Unos jóvenes disfrutan del sol tumbados en el césped. TRIBUNA

Según la Agencia Estatal de Meteorología los termómetros marcarán mínimas y máximas cercanas a los 15 y 35 grados respectivamente, de manera que se alternarán sol y nubes al menos hasta el viernes.

¿Recuerdan aquellos momentos en los que caminaba por las calles de Valladolid con la gota de sudor en la frente, con la menor cantidad de ropa posible y pendiente todo el rato de la botella de agua? No hace tanto, apenas unos días, después de tres olas de calor desde que llegase el verano. Pues bien, puede estar tranquilo durante la semana que se avecina. La llegada de agosto ha supuesto una suavización de los termómetros, de manera que los próximos días tendrán más bien poco de infiernales en la ciudad.

 

Y ni tanto ni tan poco. Si bien las noches se esperan tirando a frescas, durante el día las temperaturas se quedarán en un término medio, de sol en las nubes, pero de momentos en los que se podrá estar tranquilamente en la calle sin pasar excesivo calor. Resumiendo, la primera semana de agosto será de las más apetecibles para pasar un tiempo en la terraza o para pasear.

 

Previsión de la Agencia Estatal de Meteorología para Valladolid

 

Según la Agencia Estatal de Meteorología esperan temperaturas suaves al menos hasta el viernes, de mínimas y máximas de unos 15 y 35 grados, respectivamente. Así las cosas el sol se dejará ver todos los días, pero se esconderá en más de una ocasión detrás de algunas nubes que también ocuparán el cielo. De hecho, en algunos días como este lunes no se descartan tímidas lluvias a primera hora de la tarde que terminarán de refrescar el ambiente.

 

En todo caso, y siempre según la AEMET, no conviene confiarse. Durante todo el mes las temperaturas serán lo bastante altas como para que merezca la pena protegerse. Recién terminado un mes de julio de los más calurosos que se recuerdan en Valladolid, bien es cierto que se esperan unas jornadas más apacibles en este sentido, pero no conviene descuidar ciertos detalles como ponerse crema solar o mantenerse hidratado todo el día.