Adiós a la tasa de basuras en 2016 y congelación de impuestos municipales en Valladolid

El alcalde Óscar Puente junto al concejal de Economía y Empleo, Antonio Gato.

El alcalde Óscar Puente ha ratificado la eliminación de la tasa de basuras cobrada en los tres últimos ejercicios y que ya no se aplicará el próximo año. 

RECARGOS PARA CERRAMIENTOS Y ESTUFAS

 

En estas tarifas se incluirán dos nuevos recargos por la instalación de jardineras o cerramientos que impliquen la ocupación de la vía pública o por la colocación de estufas y climatizadores. 

 

Se establecen además, en varias ordenanzas fiscales, otras modificaciones de tipo técnico, bien para la plena adecuación de la vigente redacción a la normativa, bien para la subsanación de algunos errores detectados.

 

Asimismo, los responsables municipales han apuntado que el equipo de Gobierno pretende poner en marcha "un detallado estudio" sobre las posibilidades legales existentes para avanzar en la progresividad de la tributación municipal, tras el cual se adoptarán las decisiones políticas que corresponda.

Óscar Puente, junto al concejal de Economía y Hacienda, Antonio Gato, han explicado este miércoles las principales modificaciones que se aplicarán para el próximo ejercicio, que incorporan además varios cambios normativos que facilitarán a los ciudadanos "el cumplimiento de sus deberes fiscales".

 

Óscar Puente ha destacado que los vallisoletanos pagarán "10 millones de euros menos" por la supresión de la tasa de basuras, un tributo implantado en el año 2013 por el anterior equipo de Gobierno dirigido por el 'popular' Javier León de la Riva y que los partidos que anteriormente estaban en la oposición consideraban "injusta" y una duplicidad al entender que se había incluido la tasa por la recogida de basuras en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

 

Pese a ello, Antonio Gato ha defendido que se compatibilizará esta rebaja en los ingresos municipales con "la mejora en la prestación de los servicios municipales", para ello, el concejal ha explicado que se reducirá por un lado la inversión y, por otro, se prescindirá de gastos "innecesarios" que ya habían señalado en años anteriores tanto el PSOE como el antiguo Grupo de Izquierda Unida, ahora integrado en Toma la Palabra.

 

IBI

 

La otra variación que afecta a otro de los principales tributos es la decisión de reducir el tipo de gravamen del IBI del 0,67 al 0,61 por ciento y solicitar al Catastro que revise al alza un 10 por ciento los valores catastrales, por lo que el recibo del impuesto será el mismo que en el año 2015.

 

Como ya había explicado el equipo de Gobierno, ante la posibilidad de volver al tipo de gravamen anterior a 2013, cuando el Gobierno de España aplicó una subida del 10 por ciento, se ha decidido solicitar la actualización del valor catastral de los inmuebles para no reducir los ingresos que recibe el Ayuntamiento. Para garantizar esta similitud de importes, se ha incorporado una cláusula específica en el texto de la ordenanza.

 

Igualmente han resaltado que, para 2016, se congelan todos los impuestos y tasas municipales y se mantienen todas las bonificaciones fiscales vigentes en 2015. Ello significa  que los ciudadanos no verán incremento alguno en sus recibos tributarios municipales y que tampoco verán reducida ninguna de las bonificaciones de las que hasta ahora venían disfrutando.

 

Según han explicado el alcalde y el concejal durante su comparecencia, en esta nueva línea política de toma de decisiones "pensando exclusivamente en las necesidades de los ciudadanos", se han adoptado otra serie de medidas que facilitan las relaciones entre éstos y la administración municipal, con medidas como la ampliación de plazos en la solicitud de algunas bonificaciones, la eliminación de tarifas abusivas, o la clarificación regulatoria necesaria en algunas Ordenanzas Fiscales para hacer más sencilla y comprensible la normativa tributaria.

 

En cuanto a otras ordenanzas, se amplía el plazo para la presentación de la documentación necesaria para ser beneficiario de la bonificación que se otorga a las familias numerosas. El plazo actual se extendía a los dos primeros meses del año y ahora se alarga hasta principios del mes de junio, coincidiendo con el del fin del periodo voluntario para el pago del impuesto.

 

Esta medida, según estima el equipo de Gobierno, afectará a más del 25 por ciento de las familias posibles beneficiarias de la bonificación, con una repercusión económica próxima a los 80.000 euros.

 

Se modifica también la ordenanza fiscal reguladora de las tasas por la concesión de licencias y autorizaciones administrativas de autotaxis y demás vehículos de alquiler, ya que el equipo de Gobierno elimina la "injustificada" distinción en las cuotas a satisfacer por la transmisión de licencias de autotaxi, de forma que para la primera transmisión el importe es actualmente de 9.520,29 euros y para las posteriores transmisiones este importe pasa a ser de 840,61 euros.

 

Ahora, se propone establecer la misma cuota tributaria para la primera que para las siguientes transmisiones de licencias, que quedará señalada para 2016 en los 840,61 euros. Esta medida, además de eliminar la litigiosidad de la anterior redacción, con sus correspondientes costes para los afectados y también para el Ayuntamiento, supone un ahorro a los contribuyentes de unos 26.000 euros.

 

La ordenanza reguladora de la tasa por utilización de vía pública para terrazas, mantiene las tarifas, aclara y unifica la forma de liquidación de la tasa, con el fin de hacerla "más sencilla" y permitiendo la plena adecuación de la ordenanza fiscal con las previsiones establecidas en la ordenanza reguladora de terrazas en vía pública en la redacción ahora vigente.