Adiós a la duplicidad de sueldos entre Diputación y Ayuntamiento de Valladolid

El alcalde Óscar Puente conversa con el portavoz socialista, Pedro Herrero, durante el Pleno Municipal. J.P.

Héctor Gallego, de Sí se Puede, Jesús Julio Carnero, del PP, y Pilar Vicente, de Ciudadanos, quedarán con un euro de percepción anual por asistencias al Pleno tras lo aprobado este martes.

Agrio debate el que se ha dado este martes en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Valladolid con el enésimo capítulo de los sueldos públicos, después de que el del alcalde, Óscar Puente, se redujera un 15% hace unas semanas. La intención del PSOE, quien presentó la moción que terminaría aprobándose, es que se cumpliera la “tan cacareada máxima" de un político un sueldo, algo que sufrirán en primera instancia tres concejales que ejercen en el Ayuntamiento y en la Diputación como son Héctor Gallego, de Sí se Puede, Jesús Julio Carnero, del PP, y Pilar Vicente, de Ciudadanos.

 

Y es que son varios los puntos a tener en cuenta para la mencionada moción que terminó por aprobarse con los ocho votos del PSOE, los cuatro de Valladolid Toma la Palabra y los tres de Sí se Puede, con los contrarios de PP y Ciudadanos, además del de Jesús Presencio en el grupo de no adscritos. Ante todo quedó clara la disparidad de opiniones en este tema, y del que finalmente han salido perjudicados aquellos que ejercían en dos trabajos públicos como son el Ayuntamiento y la Diputación, que no es que se queden sin sueldo, pero tan solo recibirán un euro anual de manera simbólica.

 

Pero vayamos por partes. Además de para evitar esta duplicidad, la propuesta del PSOE se refería a que el resto de concejales reciban una compensación justa por el tiempo que invierten en ir a los Plenos, en compensación por el otro trabajo que puedan tener.

 

De esta manera los tramos que se aprobaron finalmente son de 2.750 euros al año para aquellos que cobren más de cuatro veces el Sueldo Mínimo Interprofesional (SMI), otro de 5.500 euros al año para los que cobren entre tres y cuatro veces el SMI, un mínimo de 8.250 anuales para aquellos de entre dos y tres veces el SMI y, por último, 11.000 euros al año para el resto de trabajadores públicos o privados que cobren menos de dos veces el SMI.

 

Suena complicado, desde luego, pero quédese con que los concejales que cuenten con otro empleo, sea público o privado, deberán acreditar a partir de ahora lo que pierden en su otro trabajo para que se les pague lo que cobrarán del Ayuntamiento… o el organismo público que sea.

 

DEBATE A VARIAS BANDAS

 

Por supuesto, con el tema de los sueldos públicos sobre la mesa quedó claro que cada partido político tenía una postura. El PSOE defendía lo mencionado de evitar duplicidades entre dos organismos públicos. Sí se Puede, aseguraba que apenas les afectaba porque de manera habitual cobran como máximo 1.945 euros mensuales, donando el resto a su partido o a causas sociales. ¿Valladolid Toma la Palabra? Que la justificación para ir a Plenos debe ser para quienes tengan un cargo público… y privado, algo que no incluía el PSOE al comienzo.

 

Más. Ciudadanos, con una de las principales afectadas a la cabeza como es Pilar Vicente, dejó claro desde el primer momento su negativa a la propuesta. “Con ello lo que pretenden es desvalorizar lo público”, esgrimió la del partido naranja. “Esta moción es discriminatoria. ¿Acaso mi trabajo vale menos que otros de los aquí presentes? Aunque en esta moción pretendan engañar al ciudadano, yo no cobro dos veces. Cobro por dos cargos que hago de forma independiente”, defendió Pilar Vicente.

 

El Partido Popular, en boca de su representante Martínez Bermejo, apostó por “comenzar de cero” el conflicto de los sueldos, ya que reconoció cierta crispación en el tema. Y de hecho, planteó la posibilidad de que la moción fuera ilegal al poder vulnerar los artículos 14 y 23 de la Constitución. “Hemos solicitado un informe jurídico ya que puede haber indicios de discriminación entre concejales y hasta que este no se emita pedimos que se retire la moción”. A expensas de que el secretario general diga si la moción es legal o no, en principio salió para adelante, sobra decir.

 

Fue entonces cuando comenzó el acalorado debate. El PSOE defendía que no tenía sentido que se cobraran dos sueldos públicos cuando “el día solo tiene veinticuatro horas” y que no tenía sentido no poder ejercer dos cargos y cobrar ambos. Sí se Puede, en boca de Charo Chávez, incidía en el “mercadeo” de los sueldos de los políticos. “Con 4.176.369 de parados y un 34% de los asalariados cobrando menos de 645€, ¿a de qué se debe este debate de trileros?”, aseguró.

 

Finalmente se dio el resultado apurado, con la enmienda de adición de Toma la Palabra que proponía que se añadiera a las empresas privadas a la propuesta del PSOE. Por cierto que en la misma moción se aprobaba también que todos los concejales hagan pública su agenda de trabajo todos los días, algo que hasta ahora solo hacían el alcalde y su equipo de Gobierno. De esta manera la ciudadanía podrá consultarla de manera diaria.

Noticias relacionadas