Adiós a 143 escombreras ilegales en 86 municipios gracias a una inversión de 1,3 millones

El presidente de la Diputación y el consejero de Medio Ambiente

La Diputación de Valladolid pondrá en marcha un sistema de recogida de escombros que evite la aparición de otras nuevas.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León invertirá 1.375.000 euros para desmantelar las 143 escombreras ilegales existentes en 86 municipios de la provincia de Valladolid, dentro de un convenio que firmará el mes próximo con la Diputación por el que ésta desarrollará un sistema de recogida de escombros que evite la aparición de otras nuevas.

 

Así lo han avanzado este lunes el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el presidente de la Diputación de Valladolid, quienes han mantenido un encuentro en el Palacio de Pimentel, sede de la segunda, en el que se han analizado ésta y otras cuestiones relativas a la cooperación entre ambas instituciones.

En el caso concreto de las escombreras, Suárez-Quiñones ha subrayado que se trata de poner a fin a este abandono de residuos que degradan el entorno y que a los ayuntamientos, los competentes en la materia, "resulta difícil de atajar" porque "excede su capacidad financiera".

Por ello, se busca fomentar la gestión de los escombros para evitar tener que abrir expedientes sancionadores a los municipios como hasta ahora.

La intención de la Consejería es que tras éste se firmen convenios similares con el resto de diputaciones provinciales, lo que permita erradicar las alrededor de 2.000 escombreras que, a juicio de Suárez-Quiñones, podría haber en la Comunidad. A esto se sumarán actuaciones conjuntas de educación ambiental para hacer de Castilla y León "un territorio comprometido con el medio ambiente".

El consejero ha aprovechado para recordar el trabajo de la Junta en materia de sellado de vertederos, que en la provincia culminará próximamente tras las actuaciones en 26 de ellos, mientras que para 2017 se prevé concluir en los 200 con que cuenta la región.

Por su parte, Jesús Julio Carnero ha destacado el "paso importantísimo" que se dará con la firma de este acuerdo sobre una de las cuestiones "que causan mayor preocupación a los alcaldes" y ha anunciado que la Diputación extenderá el ámbito de actuación de su servicio de recogida a enseres y podas.

NORMAS URBANÍSTICAS

Otro convenio que ambas administraciones rubricarán próximamente busca facilitar la redacción de normas urbanísticas en diferentes municipios, para lo que la Consejería licitará la redacción de los trabajos y la Diputación prestará el correspondiente apoyo técnico, además de responsabilizarse de la coordinación con las localidades implicadas. Ello supondrá una aportación de 100.000 euros en 2017 por parte de la Institución provincial, a la que seguirá otra por igual cantidad en 2018 a cargo de la Junta.

La reunión de este lunes ha servido también para analizar la marcha del convenio en materia de transporte, sobre lo que el consejero ha abogado por estudiar nuevas fórmulas para mejorar el servicio, que en la provincia han utilizado 33.000 usuarios, según ha recordado Carnero, quien lo ha equiparado en importancia con la sanidad, la educación o los servicios sociales.

Asimismo, Junta y Diputación se han comprometido a aportar 100.000 euros cada una en 2017 para mantener las actuaciones que garanticen el abastecimiento de agua en aquellos municipios de la provincia con problemas de suministro, especialmente en los meses estivales.

Por otro lado, Suárez-Quiñones ha reiterado el objetivo del Gobierno autonómico de que se depuren todas las aguas residuales, más allá de las correspondientes a municipios de más de 2.000 habitantes, para lo cual se han invertido sólo en la provincia de Valladolid casi 27 millones de euros, más de 6,5 de ellos este año.

Por último, se han abordado en la reunión cuestiones vinculadas a la puesta en marcha de la Ley del Ruido --al hilo de cual se ha pedido que la Junta coordine actuaciones de las diputaciones y amplíe el plazo para elaborar la norma subsidiaria provincial; la implantación de las nuevas tecnologías en la provincia, que Carnero ha situado como una con las de "mayor despliegue de infraestructuras", a pesar de lo cual "hay que seguir trabajando para mejorarla", así como la petición a la Junta de apoyo para la conservación de la senda del Duero o el desarrollo en Valladolid del Plan Regional de Carreteras 2008-2020.