Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Adif y Renfe siguen sin pronunciarse respecto al proyecto de ‘plaza deprimida’ de Pilarica

El proyecto de "plaza deprimida" crearía un acceso peatonal por debajo del clausurado paso a nivel. JUAN POSTIGO

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, esperará “un par de días” para volver a pedir el borrador que debería haber llegado la semana pasada.

Ya ha pasado tanto tiempo que parece que los vecinos de La Pilarica, en Valladolid, ya no se encuentran “aislados”, como ellos mismos dicen, tras el cierre del paso a nivel hace ya muchos meses. Pero no. Ahí siguen, a la espera de que Adif, Renfe, el Ministerio de Fomento o el Ayuntamiento de Valladolid, de quien también depende la posibilidad de mejorar la permeabilidad del barrio, muevan ficha en este sentido. Y bien hay que decir que ahora la pelota se encuentra en el tejado de Adif y Renfe, toda vez que el Consistorio ya ha hecho propuestas y espera que sean atendidas.

 

Todo se remonta a unos diez días atrás, cuando Manuel Saravia, concejal de Urbanismo, se reunió en Madrid con representantes de ambas entidades públicas para presentarles lo que él llamó el proyecto de ‘plaza deprimida’, por el que se construiría un paso peatonal –y para vehículos de emergencia- en la Plaza Rafael Cano, justo por debajo del clausurado paso a nivel.

 

La cuestión es que al tratarse de una idea diferente que la que pretendía hacerse inicialmente –Adif y Renfe optaban por ampliar el túnel peatonal que ya existe y por un subterráneo nuevo en la Plaza de Aviador Gómez Barco, a doscientos metros del actual, y que por cierto en principio también se hará-, Adif y Renfe debían aprobarlo de nuevo. De hecho estos decían que el proyecto costaría seis millones de euros, mientras que el Consistorio hablaba de dos.

 

De esta manera, y tras el mencionado encuentro en Madrid, ambas partes se dieron de plazo hasta la semana pasada para dar por bueno el acuerdo, algo que debían dar por bueno Renfe y Adif. Pero no. En toda la semana pasada, de lunes a viernes que podía haberse dado respuesta, no hubo novedad. Tampoco este lunes, por lo menos hasta media mañana. ¿Sorprendido por los continuos retrasos? El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, no mucho.

 

“Efectivamente no han mandado nada respecto a... bueno, no han mandado nada”, dice, con una sonrisa irónica de desdén. “Iba a hacer un comentario, pero...”, completa. “Quedamos en que mandaban el borrador del convenio y no lo han mandado. Debería haber sido esta semana pasada. Voy a esperar un par de días y si no lo han mandado entonces volveremos a reclamarlo. Es un poco reiterativo, pero habrá que hacerlo así”, continúa Saravia, ya acostumbrado a la tardanza de esta parte.

 

Eso sí, el concejal quiere dar muestra de buena fe. “Están a mil cosas y quiero pensar que se les habrá pasado, lo tendrán atrasado. En un par de días se lo volveré a pasar”, hace ver, esperanzado en que esta semana haya novedades al respecto. Lo cierto es que es posible que finalmente se cofinancie entre ambas partes, por lo que la duda ahora es el coste real del proyecto de ‘plaza deprimida’. El propio Saravia confía en que se empiece en verano y pueda estar terminado antes de final de año.

Noticias relacionadas