Adif no considera prioritario enlazar Chamartín con Atocha aunque sigue trabajando en la construcción del túnel

La conexión entre las estaciones de Chamartín y Atocha tendrá que esperar. Pese a la mayor oferta de trenes de alta velocidad que, desde Valladolid, permitirían conectar así con toda España, las obras avanzan en función de la demanda de esas nuevas líneas y Adif no lo considera prioritario.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) reconoce que las obras siguen su curso pero sin fecha para establecer cuándo estaría abierta la conexión entre las estaciones de Chamartín y Atocha. Para los usuarios de las líneas de alta velocidad de Valladolid se trata de una conexión fundamental que permitiría enlazar con las diferentes ofertas de AVE o Alvia que ofrece Renfe. Pero, por el momento, los vallisoletanos que quieran aprovechar los trenes de alta velocidad para viajar por toda España tendrán que conectar Atocha con Chamartín por medio de un cercanías o, en su caso, salir de la estación y tomar un taxi.

 

Adif reconoce que las obras del túnel en ancho internacional Atocha-Chamartín continúan actualmente en marcha. Una vez completado el montaje de vía tanto en el túnel propiamente dicho como en la conexión de aproximadamente un kilómetro que lo une a las vías de Puerta de Atocha, los trabajos se centran ahora en las instalaciones no ferroviarias, es decir, de seguridad y protección civil.

 

En estos momentos se están llevando a cabo, entre otros, la fase final de la implantación de los sistemas de vigilancia y detección de incendios. Para completar el túnel faltarían por instalar los sistemas de electrificación (catenaria e instalaciones asociadas) y la señalización.

 

Se trata de una infraestructura importante para la articulación de la red española de alta velocidad, ya que permitirá conectar todas las líneas de la mitad norte con las de la mitad sur. Sin embargo, las actuales circunstancias económicas han obligado a una reprogramación y planificación de las obras de alta velocidad, adecuando su ritmo a las necesidades más inmediatas.

 

En este sentido, el ritmo de avance de las obras en las líneas que se verán beneficiadas por el túnel no exige su puesta en servicio en el breve plazo, por lo que Adif no lo considera actualmente como una infraestructura absolutamente prioritaria.

 

A medida que el grado de ejecución de las líneas de alta velocidad actualmente en construcción sea mayor y la puesta en servicio del túnel sea prioritaria, los trabajos se agilizarán para que esté operativo lo antes posible.