Adavasymt atendió en 2012 a un total de 234 víctimas de violencia de género

Dos mujeres de Adavasymt, en una manifestación en Valladolid. TRIBUNA

La Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos de Valladolid (Adavasymt) atendió en su sede a lo largo de 2012 a un total de 234 victimas de violencia de género.

De todos los casos atendidos, el 90 por ciento fueron victimas de maltrato, mayoritariamente mujeres de nacionalidad española y muchas de ellas en situación de desempleo. De ellas, el 16 por ciento eran menores de 25 años, "alarmantes cifras que hacen ver que la violencia en jóvenes sigue produciéndose como algo habitual", denuncia la asociación, hace especial referencia a los 23 casos de violencia sexual atendidos durante el año pasado.

 

Respecto a la relación con el agresor, las afectadas pertenecen mayoritariamente al entorno de la victima (cónyuge, pareja, excónyuge o expareja y familiares), mientras que tan sólo en un uno por ciento de los casos de debió a agresiones producidas por desconocidos, dato que "invalidad el mito de que las agresiones o abusos sexuales son producidos por desconocidos".

 

Otro dato destacado por Adavasymt es el aumento de mujeres víctimas de malos tratos procedentes de zonas rurales, en concreto un 25% de los casos.

 

SERVICIO PSICOLÓGICO, EL MÁS DEMANDADO

 

De todos los servicios que ofrece la asociación, la asistencia psicológica ha sido uno de los más demandados durante el año anterior. Un 62% de las víctimas ha solicitado apoyo psicológico, el cual ha sido ofrecido a través de las terapias individuales o las terapias de grupo, además de contar con un programa específico de habilidades parentales.

 

Además, un 28% de las usuarias ha demandado asistencia jurídica para procedimientos penales, aunque el número de denuncias ha sufrido un ligero descenso respecto a otros años. A pesar de ello, Adavasymt ha seguido asesorando sobre el trámite de la denuncia y las órdenes de protección, así como sobre la personación particular en procedimientos penales por violencia de género.

 

La información sobre la violencia de género y los recursos existentes para ayudar a estas mujeres, además de la orientación para saber cómo afrontar este problema y cómo poder salir de él, ha sido otra de las demandas principales.

 

EFECTOS DE LA CRISIS

 

A nivel general, la asociación entiende que la situación actual de crisis no ha hecho que se reduzca el número de victimas de malos tratos, pero sí ha provocado que muchas de ellas no se atrevan a pedir ayuda o a denunciarlo por falta de recursos económicos y por miedo a verse en la calle y sin medios para mantener a sus familias.

 

Desde la asociación se ha seguido trabajando para prevenir nuevas situaciones de violencia de género y por ello durante en 2012 ha impartido más de 90 cursos de prevención de la violencia en diferentes institutos de la capital y provincia. También ha participado en charlas y jornadas específicas de violencia de género.

 

Además, continúa concentrándose todos los 25 de cada mes en la Plaza Fuente Dorada con el fin de concienciar a la población y visibilizar que aún hay muchas mujeres que siguen siendo víctimas de la violencia machista y que no se puede consentir los recortes sociales que provocan que muchas de ellas sigan aguantando el maltrato por falta de medios económicos y recursos para salir de ese entorno de sufrimiento y vejaciones.