Acuerdo de 19,5 años de prisión para el hombre que asesinó a su expareja en Medina del Campo

Lugar en el que se produjo el asesinato de María Henar.

Finalmente no se ha celebrado el juicio con jurado popular contra Pedro Pablo O.T, que en el año 2014 disparó en la cabeza a su expareja María Henar G.L en Medina del Campo. Las partes han llegado a un acuerdo de una pena de prisión de diecinueve años y medio, que suponen tres menos que lo que pidieron las acusaciones.

DOS INTENTOS FALLIDOS PREVIOS

 

Los hechos se registraron sobre las 15.55 horas del 26 de marzo del pasado año, cuando María Henar G.L, de 32 años y residente en Medina del Campo, se dirigía al gimnasio y su expareja, Pedro Pablo O.T, de 41 añosse aproximó a ella y ambos intercambiaron unas breves palabras.

 

A continuación, el procesado continuó la marcha con su automóvil de forma brusca hasta aparcar  y volver sobre sus pasos, ésta vez a pie y provisto de una pistola calibre 9 corto.

 

Fue entonces cuando agarró del cuello a María Henar, la apuntó y, tras dos intentos fallidos, apretó nuevamente el gatillo y efectuó a la mujer, a quemarropa, un disparo que la alcanzó en la cabeza.

 

 

El acuerdo alcanzado a última hora entre las partes ha evitado finalmente la celebración del juicio con jurado popular que estaba previsto que se iniciara este viernes en la Audiencia de Valladolid, con lo que el procesado cumplirá dieciocho años y seis meses por delito de asesinato y otro año más por tenencia ilícita de armas, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

La condena incluye, además, la privación de la patria potestad por idéntico periodo sobre el menor que verdugo y víctima tenían en común, así como la prohibición del derecho a residir o acudir a Medina del Campo y acercarse a su hijo, domicilio y lugares que frecuente a una distancia inferior a 500 metros o a comunicarse con él mediante cualquier medio por un tiempo de veintiséis años.

 

En concepto de responsabilidad civil, el acusado deberá indemnizar con 200.000 euros a su hijo por daños morales, así como, por el mismo concepto, a los padres de la víctima con 30.000 euros a cada uno y con 6.000 a cada uno de los cuatro hermanos de María Henar, además de con otros 1.250 euros al Sacyl por los gastos derivados de la asistencia prestada a la fallecida.

 

Con carácter provisional, las tres acusaciones, fiscal, acusación particular--en representación de los padres de la fallecida, su hermano y la esposa de éste--y la popular, ejercida por la Asociación Clara Campoamor, solicitaban una condena global de veintidós años y medio de prisión.