Acor garantiza hasta 2017 mantener el precio de la tonelada de remolacha por encima de 40 euros

La cooperativa aprueba asumir el arranque y transporte de la producción de los socios que lo soliciten Juan Carlos Rico asegura que Acor adquirirá trigo fuerza en el extranjero ante la escasa acogida por parte de los cooperativistas. 

La Asamblea de delegados de la cooperativa azucarera Acor ha aprobado este jueves en Valladolid el compromiso de mantener hasta 2017 -cuando desaparecerá el sistema de ayudas de cuota de la Unión Europea- el precio de la tonelada por encima de los 40 euros, para lo que se destinarán las primas de apoyo que "sean necesarias".

  

La primera Asamblea de Acor celebrada por el sistema de delegados -unos 80 han representado a los más de 5.300 socios-, han dado su apoyo a las cuentas y el resultado de la campaña 2012/2013 y han respaldado otras propuestas planteadas por el presidente de la cooperativa, Juan Carlos Rico, como la que mantendrá el precio de la tonelada de remolacha por encima de los 40 euros.

  

Así, los delegados han aprobado que la cooperativa dedique las primas que "sean necesarias" para que el precio no baje de ese límite, a parte de los retornos que se pudieran establecer al finalizar el ejercicio. Rico ha recordado que este compromiso se ha cumplido desde que se aprobó la OCM de 2006 que supuso una reestructuración en el sector y que ahora se mantendrá hasta 2017, cuando se espera que desaparezca el sistema de cuotas de la UE.

  

De hecho, para la campaña 2013/2014 está ya garantizado un precio de 40,38 euros por tonelada, incluida la ayuda estatal y comunitaria, mientras que se ha recordado que en la temporada de recogida que se analizaba este jueves, el precio fue de 30 euros para la remolacha tipo y excedentaria, y de 52,32 euros sumados los 12 por tonelada que se aportaron como retorno a las cantidades acogidas a participación de los socios.

  

Ante las reclamaciones de algunos de los delegados que consideran que el precio de la remolacha podría ser aún superior debido a los amplios beneficios que ha obtenido la cooperativa -21,3 millones en 2012/2013-, Rico ha recalcado que se hace ya un "gran esfuerzo" para mantener los 40 euros por tonelada, que, a su juicio, pueden permitir el mantenimiento del cultivo en el futuro.

 

El presidente de Acor ha obtenido también el apoyo a los socios para modificar los sistemas de entrega de remolacha, con la creación de un sistema de módulos de arranque de un total de entre 400 y 500 hectáreas para los socios que quieran acogerse a la medida, en cuyos terrenos productivos la cooperativa asumirá el conste de transporte, arranque y, si es posible, de la limpieza de la raíz.

  

El objetivo de la medida es mejorar los tiempos del proceso para garantizar que la recepción de remolacha concluya en el mes de diciembre. Asimismo, para los socios que no opten por acogerse a este sistema, se crearán dos primas de un euro si se cumple la entrega en la fecha establecida y de otro euro en función del descuento que se fije a la recepción.

  

Juan Carlos Rico ha recalcado que el coste de esas tareas de transporte y recogida puede suponer en torno a 2,70 euros por tonelada de producto, por lo que ha asegurado que el precio "efectivo" de la remolacha, para quienes se acojan a estos módulos, sería de 42,70 euros por tonelada.

  

En cuanto a la remolacha, el presidente de Acor ha asegurado que se estudiará la posibilidad de seguir el ejemplo del sector remolachero en otros países, como Francia y Alemania, en los que ya se ha eliminado el descornado.

  

Asimismo, ha recalcado que el sector se encuentra en un momento en el que tiene que realizar un esfuerzo primero a corto plazo para mejorar el nivel productivo pues, pese a que Acor logró en la campaña 2012/2013 un récord de rendimiento de 104 toneladas por hectárea, en la 2013/2014 se prevé ronde las 94 toneladas, mientras que en el conjunto de España ha advertido "faltarán 10.000 toneladas" para cubrir la cuota nacional.

 

LLEGAR A 180.000 TONELADAS DE AZÚCAR AL AÑO

  

Por ello, ha fijado el objetivo en mantener las plantas remolacheras en funcionamiento 120 días al año en los que Acor puede obtener 180.000 toneladas de azúcar. Esto se puede conseguir, a juicio de Rico, gracias a "fuertes" inversiones como los 29 millones de euros destinados a la planta de Olmedo, que puede molturar 12.000 toneladas al día.

  

Para ello, ha reiterado la reclamación a la Junta de Castilla y León de que defienda un traslado de cuotas de producción a favor de Acor, algo que según Juan Carlos Rico debería producirse antes del mes de marzo, cuando los agricultores remolacheros proceden a la siembra.

  

Existe otro "desafío" más a largo plazo como consecuencia de la desaparición del sistema de ayudas de cuota en 2017, cuando se abrirá, en opinión de Juan Carlos Rico, un período de "travesía en el desierto" con el surgimiento de tensiones agrícolas e industriales que pueden producirse si se pierde en España el nivel de los 500.000 toneladas de producción.

  

Para ello, el sector va a necesitar "más agilidad", así como nuevas normas para la relación entre todos los agentes implicados. Por ello, Rico ha aseverado que seguirá esa preparación para el futuro que, por el momento, pasa por el mantenimiento del precio hasta 2017 y continuar con la apuesta por la diversificación.

 

OTROS CULTIVOS

  

En este sentido, la Asamblea ha repasado el comportamiento de otros cultivos que promueve Acor entre sus asociados, como la colza, el girasol y el trigo fuerza que han llevado a Juan Carlos Rico a aseverar que "ningún agricultor en España tiene el parapeto de esta rotación completa de productos".

  

Así, se ha comentado la actividad de la planta de aceite y biodiésel, que se ha tenido que centrar en la primera de las producciones, debido a que el biodiésel ha estado "cercenado" por la dificultad para ofrecer precios competitivos con países como Argentina o Indonesia que cuentan con cuantiosas ayudas. Sin embargo, ha considerado que a partir de ahora se abre un nuevo escenario ya que el Gobierno ha acordado una cuota de 100.000 toneladas de producción para los dos próximos años.

  

En cuanto al trigo fuerza, Rico ha destacado el funcionamiento del acuerdo que mantiene Acor con Siro y Mercadona para proveer de derivados de este cultivo, si bien ha advertido de que las 1.700 hectáreas que se han dedicado a esta variedad en la campaña 2012/2013 son sensiblemente inferiores a las 5.000 que se preveía cuando comenzó a apostarse por este cultivo.

  

El presidente de Acor ha criticado que la "especulación" en la que caen algunos agricultores ha propiciado que hayan "fallado" en su compromiso de entrega, por lo que ha anunciado que la cooperativa adquirirá trigo fuerza en países como Rumanía, Bulgaria o Croacia para mantener el acuerdo con las empresas alimentaria y distribuidora.

 

PROYECTO PARA ALIMENTACIÓN ANIMAL

  

Por último, se han tratado dos nuevos proyectos de futuro, de los que Juan Carlos Rico no ha querido dar demasiados detalles, enfocados a potenciar la producción de aceites alimentarios, y al sector de la alimentación animal, al que se dedicaría una inversión de un millón de euros en la planta de Olmedo.

 

La Sociedad Cooperativa ha aprobado unas cuantas con un beneficio antes de impuestos de 21,29 millones de euros antes, lo que supone un incremento del 38 por ciento respecto a la campaña 2011/2012 (15,34 millones de euros), con un resultado negativo de 139.280 euros de la sección de biodiésel, donde hace un año el resultado fue de 131.268 euros positivos.

  

Este incremento de la cuenta de resultados se suma al aumento del 261,79 por ciento que se computó en la campaña 2011/2012 respecto a la campaña 2010/2011. Del total de beneficios, 6,5 millones de euros se han dedicado a los retornos a los cooperativistas, 5,2 al fondo de reserva obligatorio, 5,3 millones a reservas voluntarias y 4,8 millones para abonar el impuesto de sociedades.

Noticias relacionadas