Acepta una multa de 1.080 euros por ofrecer a niñas de 13 años grabar una película porno

El acusado se dirigió en varias ocasiones a un grupo de tres niñas de 13 años mientras éstas se encontraban en parques de Puente Genil y, al sentirse "atraído sexualmente" por éstas.

El hombre vecino de Puente Genil (Córdoba) acusado de la supuesta comisión de los delitos de provocación sexual y corrupción de menores, tras presuntamente ofrecer a varias niñas de 13 años de edad, en la citada localidad, que participaran en la grabación de una película pornográfica, ha aceptado una multa de 1.080 euros.

  

En este sentido, el procesado ha reconocido los hechos que se iban a juzgar este jueves en el Juzgado de lo Penal número 4 de Córdoba y se ha conformado con penas de multa de 12 meses con una cuota diaria de tres euros en total por los dos citados delitos. El fiscal pedía que se le condenara al pago de multas por valor de casi 10.000 euros.

  

En concreto y según recoge la calificación del fiscal, a la que ha accedido Europa Press, durante los meses de septiembre a octubre de 2014 el acusado se dirigió en varias ocasiones a un grupo de tres niñas de 13 años mientras éstas se encontraban en parques de Puente Genil y, al sentirse "atraído sexualmente" por éstas y "con ánimo de satisfacer sus deseos libidinosos", les enseñó "fotografías de niñas menores desnudas y de mujeres y hombres adultos en posturas y actitudes sexuales explícitas".

  

También les contaba "experiencias" y les dijo que quería "grabar una película pornográfica e incluso llegó a ofrecerles que le acompañaran a su casa, a cambio de dinero o de golosinas". A una de las menores le llegó a decir que había soñado con ella juntos en la playa untándose crema.

  

Tras la denuncia de estos hechos, el acusado fue detenido en noviembre de 2014 y en el móvil que portaba se encontraron 153 fotografías de niñas menores desnudas, en bikini o enseñando ropa interior, así como 150 archivos gráficos de mujeres y hombres adultos en posturas y actitudes sexuales explícitas.

  

Con posterioridad se acordó el registro de su domicilio, donde se halló una 'tablet' con una tarjeta de memoria micro SD que contenía miles de archivos gráficos y grabaciones de niñas menores de edad que, según el fiscal, "se enmarcan en un evidente contexto lascivo, toda vez que muchas de las mismas enfatizan o se centran exclusivamente en los genitales de las menores".