Abren el primer hotel gestionado por robots y con un dinosaurio como recepcionista

Japón se ha erigido como el país pionero en la industria electrónica y robótica, por eso no es de sorprender que cada año sigan sorprendiendo al mundo con sus visionarias ideas. El último proyecto revolucionario de los nipones ha sido la inauguración del hotel Henn na, un establecimiento atendido exclusivamente por robots, algunos con forma de dinosaurios.

 

Desde el recepcionista que recibe y despide a los clientes hasta el botones del hotel Henn na (Hotel Extravagante o Extraño traducido al español) está integrado por robots para "ahorrar costes de operación y plantilla, dar una atención más personalizada y ofrecer habitaciones a un precio inferior de establecido", ha afirmado el director de este peculiar negocio, Hideo Sawada.

 

Según el gerente, el objetivo prioritario de este negocio es la optimización de la tecnología y poner de manifiesto los últimos avances en inteligencia artificial para evidenciar su utilidad comercial en un futuro corporativo más eficiente y no muy lejano.

 

En el hotel, ubicado en Nagasaki, hay robots recepcionistas que hablan inglés y tienen apariencia de dinosaurios, y robots humanoides, que en cambio hablan en japonés.

 

"Si quiere registrarse, presione el uno", dice el dinosaurio. El cliente aprieta un botón sobre el mostrador y anota su información en una pantalla. Así de "extravagante" es todo.

 

El precio aproximado de las habitaciones en el Henn na asciende a los 9.000 yenes por noche (unos 67 euros, al cambio), una verdadera ganga en Japón, donde algunos de los hoteles más elegantes pueden llegar a costar fácilmente dos o tres veces más, debido a la renta per cápita de sus habitantes.

El dinosaurio recepcionista