Abre sus puertas 'La casa de Abadía Retuerta Le Domaine' en Madrid

Abadía Retuerta LeDomaine, prestigioso hotel de lujo erigido entre los muros de una Abadía del Siglo XII y su bodega conocida como “El Pago de la Milla de Oro”, por su situación privilegiada en la localidad vallisoletana de Sardón de Duero, inauguran su nueva sede en la capital madrileña La Casa Abadía Retuerta LeDomaine, situada en pleno barrio de Salamanc.

De la mano del asesor gastronómico de Abadía Retuerta LeDomaine, el internacionalmente conocido chef Andoni Luis Aduriz, abre sus puertas este mes de junio en Madrid, la céntrica embajada de Abadía Retuerta LeDomaine. Un espacio multidiscliplinar de 200 metros cuadrados, emplazado en un edificio histórico de la capital española.

 

La Casa Abadía Retuerta LeDomaine funcionará como antesala de su tradición vitivinícola y destino turístico por excelencia, así como punto de encuentro exclusivo y selecto del tejido cultural, empresarial y artístico de Madrid. Concebido como un lugar en el que sentirse como en casa, se hermanarán en él la cultura, el negocio, el ocio, la gastronomía y la pasión por el vino. La Casa Abadía Retuerta LeDomaine de Madrid pretende convertirse en un emplazamiento de referencia en la capital, en el que celebrar conferencias, coloquios, debates, exposiciones, premios, y toda clase de actividades exclusivas que surjan en sinergia entre marcas de primer nivel de nuestro país. 

 

La Casa Abadía Retuerta LeDomaine será un punto de encuentro empresarial y social, moderno y dinámico, con servicios e instalaciones de última generación. Esta sede abre sus puertas como el lugar ideal para el diálogo, el reposo, el confort, o los encuentros sociales y empresariales. Para dichas actividades el espacio pone a disposición del público interesado: dos salones habilitados con mesas imperiales, ideales para reuniones o almuerzos privados; dos despachos destinados a reuniones más íntimas; una cocina con instalaciones y servicios de última generación; así como una sala diáfana y polivalente de más de 50 m2, idónea para todo tipo de celebraciones y exhibiciones.

 

Cada una de las estancias ha sido decorada al detalle por la empresa de reformas y proyectos de arquitectura Par 5. Destacan especialmente piezas que han aportado tanto la prestigiosa galería de arte Ansorena, con más de cien años de experiencia, como el arquitecto y escultor Arturo Berned. El trabajo realizado por todos ellos tenía como objetivo plasmar los valores de Abadía Retuerta LeDomaine en un edificio histórico, como es el de la calle Ortega y Gasset, en pleno centro de Madrid, creando una atmosfera que invita a que cualquier invitado se sienta como en casa.

 

Abierta todos los días del año, La Casa Abadía Retuerta LeDomaine de Madrid cederá todos estos espacios a aquellas empresas y personas interesadas en conocer las bondades de Abadía Retuerta LeDomaine y las experiencias que ésta ofrece. Abadía Retuerta LeDomaine abre con esta iniciativa nuevas vías para construir lazos empresariales que enriquezcan la productividad de nuestro país.

 

“The Craft”, un ateneo exclusivo de experiencias y privilegios hechos a medida

 

Uno de los primeros proyectos que se está acabando de perfilar es la constitución de un círculo privado de amigos de la casa, que se forjará bajo la denominación “The Craft”. Como su nombre en inglés indica, este ateneo exclusivo estará pensado con la idea de que las personas que se sientan atraídas por Abadía Retuerta LeDomaine puedan vivirla y sentirla en toda su esencia. Al igual que una personalidad única caracteriza a cada terruño de Abadía Retuerta, y cada cliente que pisa LeDomaine tiene a su disposición un servicio único y exclusivo, los miembros de “The Craft”  podrán disfrutar de  experiencias y privilegios hechos a medida para cada uno de ellos, que irán más allá de los servicios estándares de un hotel de lujo o de una bodega de primer nivel.

 

El trato será más que exclusivo, incluso superior, con servicios, productos y experiencias únicas en torno al vino,  la finca y la bodega; en torno a su singular hotel y su característica gastronomía; un espacio idóneo para la celebración de reuniones profesionales o personales y, por su puesto, un lugar para sentirse como en casa, en sentido literal.

 

En La Casa Abadía Retuerta LeDomaine los amigos de “The Craft” encontrarán a su entera disposición instalaciones y servicios de primera categoría, siempre con el sello diferenciador de la insignia Abadía Retuerta LeDomaine, que impregna de excelencia y exclusividad cada mínimo detalle.

 

Sobre los anfitriones de La Casa Abadía Retuerta LeDomaine

 

Llave en mano abren las puertas de su nueva casa en la capital madrileña, los anfitriones del lugar, el director de la bodega, Enrique Valero y el director del hotel, Andrés Araya.

 

El sevillano Valero, director general de Abadía Retuerta, prestigiosa e innovadora bodega situada una de las mejores zonas vitivinícolas de España, ha desarrollado sus funciones principalmente en España y el Reino Unido. Su carrera profesional comienza en el grupo Diageo, años más tarde pasa a ostentar el cargo de director de marketing y comunicación del grupo vitivinícola Arco Bodegas Unidas, puesto que deja para emigrar a Londres, como director general de United Wineries Internacional. Tiempo después volverá a España como director de marketing corporativo de  González Byass, para liderar desde 2009 el proyecto bodeguero de Abadía Retuerta, como director general.

 

“Desde mi incorporación trabajamos en la misión de mostrar la personalidad de nuestro terroir y consolidar nuestros vinos a nivel nacional e internacional”, apunta Valero. “Estamos orgullosos de poder afirmar que nuestros vinos alcanzan, a día de hoy, los principales puestos de reconocimiento cualitativo del sector vinícola de nuestro país”, añade.

 

Por su parte, Araya, director del Hotel Abadía Retuerta LeDomaine, único en su clase, cuenta con más de 20 años de experiencia en prestigiosos hoteles de cuatro continentes. Antes de unirse al Hotel Abadía Retuerta LeDomaine fue director general del mundialmente famoso Las Ventanas al Paraíso, en Los Cabos (México). Bajo su supervisión se cuentan otros hoteles como el Kempinski de Dubai, el Conrad Hotel de El Cairo, el St. Regis Hotel de Aspen (Colorado), el Sheraton Maria Isabel en Ciudad de México y el Palacio de la Ciudad Perdida en Sudáfrica.

 

Identificar las necesidades y deseos de cada huésped, y así poder satisfacerlas, es nuestra principal misión en el Hotel Abadía Retuerta LeDomaine”, apunta Araya. “Nuestro éxito reside en ofrecer un servicio personalizado a nuestros huéspedes, mejorando día a día todos los detalles para conseguir que su estancia se convierta en una experiencia única”, añade.

 

Para ambos, La Casa Abadía Retuerta LeDomaine supone la exitosa consolidación del deseo de poder acercarse de una forma cordial, cercana y distintiva a su público del centro del país. Una necesidad que refleja ese savoir faire que rige su negocio vallisoletano de turismo experiencial de primera calidad, donde el cliente es un amigo al que cuidar superlativamente y al que hacer sentir a gusto, como en casa.