Abandonan el Carlos III diez de los once pacientes que se encontraban en observación

Todos han superado los 21 días de aislamiento establecidos en el protocolo, han informado fuentes sanitarias. El único paciente que se mantiene ingresado lo está por causas que no están relacionadas con el virus del ébola. 

Diez de los once pacientes que permanecían en observación en el Hospital Universitario La Paz-Carlos III de Madrid por haber estado en contacto con la auxiliar de Enfermería Teresa Romero, que se contagió de ébola, han abandonado ya el centro hospitalario tras superar los 21 días de aislamiento establecidos en el protocolo, han informado fuentes sanitarias.

 

A primera hora de la mañana abandonaba el centro hospitalario Javier Limón, marido de Teresa Romero, y posteriormente, dos médicos que trataron a la auxiliar de Enfermería en el Hospital de Alcorcón, han hecho declaraciones a los medios de comunicación a su salida del centro hospitalario.

 

De esta manera, sólo quedan ingresados en el Carlos III la propia Teresa Romero y un enfermo que fue trasladado en el misma ambulancia que llevó a la auxiliar de Enfermería afectada. En este caso, por "motivos que no tienen que ver con el ébola".

 

Además, la semana pasada ya se dio de alta a cinco de las ingresadas. Se trata de las dos peluqueras que depilaron a Teresa Romero antes de saber que tenía el virus, la médico de familia que le atendió en el centro de salud de Alcorcón, una limpiadora de este mismo centro y una amiga de la auxiliar de enfermería.