A vueltas con el cierre de Lauki en el Pleno de Valladolid del mes de diciembre

Imagen del pleno del mes de noviembre. A. MINGUEZA

Se celebrará este martes 29 de noviembre en el Ayuntamiento y se debatirán asuntos como la puesta en valor de instalaciones militares sin uso o el intento de "desbloquear" las dificultades existentes para celebrar actuaciones musicales en bares.

El Ayuntamiento de Valladolid celebrará este martes, 29 de noviembre, el Pleno municipal correspondiente al mes de diciembre, en el que se aprobará una moción para reprobar la actuación del Grupo Lactalis como consecuencia del cierre de la fábrica de Lauki, y se debatirán asuntos como la puesta en valor de instalaciones militares sin uso o el intento de "desbloquear" las dificultades existentes para celebrar actuaciones musicales en bares.

 

El Pleno municipal, que se ha adelantado a la última semana de noviembre debido a que la semana en que se debería celebrar coincide con las festividades del 6 y el 8 de diciembre, comenzará por la aprobación de una moción institucional en la que se reprobará la actitud mantenida por el Grupo Lactalis en el proceso de cierre de la fábrica de Lauki y la negativa a venderla a otra empresa para mantener la actividad.

 

Aunque inicialmente, este martes, el alcalde, Óscar Puente había señalado que en la moción se declararía a la multinacional francesa como "grupo empresarial non grato", finalmente el acuerdo recogerá la reprobación, ya que el Grupo Municipal Popular la había propuesto ya en el Pleno de octubre y ahora no estaba de acuerdo en utilizar la expresión "grupo non grato".

 

En aquel momento, el alcalde planteó el aplazamiento de este debate por que todavía estaba reciente el cierre, que se ejecutó el 30 de septiembre, y seguían los intentos de negociación de la Fundación Anclaje con Lactalis. Fuentes del Grupo Popular han señalado que el primer edil se comprometió a, en el momento que fuera oportuno, aprobar una declaración institucional basada en el texto del PP.

 

Finalmente, y aunque el Grupo Socialista planteó en la Junta de Portavoces celebrada este jueves otra versión de la declaración institucional con la expresión "grupo empresarial non grato", se ha optado por una reprobación, algo que como han precisado fuentes del PSOE "no tiene valor jurídico".

 

En todo caso, el documento que se llevará finalmente al Pleno tampoco es exactamente el mismo texto que proponía el PP en octubre, ya que aquella moción incluía también la reclamación al equipo de Gobierno de poner en marcha un plan industrial, algo que no se recoge en la declaración institucional, ya que el PSOE ha considerado que suponía "mezclar cosas".

 

En la sesión del próximo martes el Grupo Popular defenderá tres mociones. Una de ellas propone iniciar negociaciones con el Ministerio de Defensa para dar uso a instalaciones militares que actualmente no se encuentran en uso, como las antiguas dependencias del AALOG-61, situadas en el barrio de La Rubia entre la Carretera de Rueda y el Paseo de Zorrilla y, con menor alcance, las del cuartel de San Isidro.

 

Los criterios para la negociación, según la propuesta, se dirigirán a responder a las necesidades específicas de cada barrio, en especial, a suplir carencias de dotaciones y espacios públicos, a dar continuidad y completar la trama residencial de forma coherente con cada entorno y destinar los aprovechamientos que se obtengan a políticas públicas en materia de vivienda y suelo.

 

También reclaman, en otra proposición que el Ayuntamiento desista de la ubicación de un mercadillo semanal en la calle Vinos de Rueda, ya que consideran que la idea es "rechazada por vecinos y comerciantes" y que se realice un estudio de alternativas de ubicación de un nuevo mercadillo semanal y que en este proceso se dé participación "a todos los sectores afectados".

 

La tercera moción 'popular' busca que el Plan de Vivienda en el que trabaja el Consistorio garantice viviendas para jóvenes en el centro y los barrios que lo rodean como fórmula para promover el rejuvenecimiento de la zona.

 

Asimismo, el Grupo Popular presenta una interpelación al concejal de Hacienda y Promoción Económica, Antonio Gato, sobre el grado de ejecución del Presupuesto de 2016, pues señalan que, según los últimos datos que conocen, "a fecha 31 de octubre de 2016 el presupuesto de gastos presenta una ejecución del 57,90 por ciento un porcentaje muy reducido que indica que el Gobierno municipal no va a ser capaz de cumplir su compromiso presupuestario".

 

El Grupo Socialista, por su parte, presentará una moción tipo que se debate en diversos ayuntamientos españoles para que Valladolid se adhiera a una declaración internacional de acción contra el SIDA.

 

Mientras tanto, Sí Se Puede defenderá una propuesta para la creación de una Mesa de Trabajo con representación de todos los colectivos implicados para tratar de buscar soluciones a la situación de bloqueo en la que recuerdan que se encuentra la actividad cultural, y muy especialmente musical, para su desarrollo en los establecimientos de hostelería de la ciudad.

 

"PROMOVER EL USO DE LA CALLE"

 

La moción que lleva al Pleno Valladolid Toma la Palabra plantea la firma de un convenio con la Escuela de Arquitectura de Valladolid para realizar un estudio pormenorizado de las calles y espacio urbano de la ciudad, que permita su mejor ordenación y uso, al tiempo que propone que el Ayuntamiento revise ordenanzas, normas y protocolos existentes para "favorecer la mayor libertad posible en el ejercicio de actividades y usos en las calles de la ciudad".

 

Finalmente, el Grupo de Ciudadanos solicitará en el Pleno que el Ayuntamiento proteja al personal del Consistorio que denuncie o informe de casos de corrupción y malas prácticas en el Consistorio.

Noticias relacionadas