Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

“A la puerta de Arroyo de la Encomienda están llamando proyectos muy importantes”

José Manuel Barrio en su despacho del Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda. A.MINGUEZA

José Manuel Barrio, alcalde del municipio vallisoletano, asegura que lo más costoso en este inicio de legislatura está siendo la pérdida de mayoría de su partido, pero que Arroyo pegará un repunte este 2016.

LAS FRASES

 

"En esta nueva legislatura se dilata todo mucho por los nuevos partidos, aunque el diálogo es bueno"

 

"Por ahora hemos bajado los impuestos, el IBI, las plusvalías... Son muchos proyectos por delante"

 

"Desde 2007 a 2011 también gobernamos en minoría, aunque el panorama ahora es bien diferente"

 

"Somos el municipio con más proyección de Valladolid, y aunque suene presuntuoso, de Castilla y León"

 

"Uno de los grandes proyectos de esta legislatura en Arroyo es la de la Casa de la Música"

 

"Mi deseo para los Reyes Magos es que naveguemos con relativa tranquilidad con algún apoyo de Gobierno"

Seis meses de legislatura, medio año para terminar de estabilizar el barco. Y es que los últimos tiempos no han sido sencillos en Arroyo de la Encomienda. Bien lo sabe el alcalde, José Manuel Barrio, quien tuvo que sustituir de forma forzada al anterior edil, José Manuel Méndez, tras el ingreso en prisión de este. Pero en mayo se abrió una nueva etapa. Como candidato de Independientes por Arroyo, volvió a alzarse con el bastón de mando de manera, esta vez sí, democrática. Y desde entonces no ha parado de trabajar.


 

¿Cómo valora estos seis primeros seis meses de legislatura?

 

No ha sido fácil, no tenemos mayoría absoluta no es óbice, estamos cinco grupos en el Ayuntamiento y varios concejales no tienen experiencia política. Por ahora se dilata todo mucho y cuesta mucho, es verdad que es bueno que haya debate, pero se ralentizan las cosas, y no tienes como equipo de Gobierno seguro de poder sacar propuestas. No tenemos pacto cerrado, aunque haya acuerdo puntuales, y al principio con el frente del cuatro grupos no pudo hacerse nada, se bajaron sueldos a concejales, desaparecieron los cargos de libre designación... Estoy bastante más solo en ese sentido y sí se echa en falta, pero fue así y nosotros seguimos en la misma línea. Eso dijimos en nuestro programa, que Arroyo se siga desarrollando en el nivel comercial, para que en el futuro podamos tener empresas que inviertan.

 

Entonces no ha sido un inicio fácil.

 

Ha habido mucho desgaste, a ver si llegamos a un pacto de Gobierno, si es que se llega, estaríamos más estables. Por ahora hemos bajado los impuestos, el IBI, las plusvalías, las cuotas... Lo que significa que se va a dejar de recibir 1.300.000 o 1.400.000, ha habido que luchar mucho. Se ha conseguido también una bajada catastral, estas luchas son importantes para mantener la calidad del municipio. Ahora estamos trabajando en los presupuestos, a ver si los podemos aprobar este día 23. Ahí es dónde vemos cómo va el curso político, está ahí la incertidumbre, pero se va avanzando. Confío en que ahora en cuanto pasen las Elecciones, que nos dejan algo descolocados y paralizan las cosas, haya más movilidad.

 

¿Qué más contratiempos ha encontrado?

 

En el tema de los sueldos solo tengo un concejal con dedicación exclusiva, yo mismo no la tengo. A ese concejal se le ha bajado el sueldo arbitrariamente, hasta niveles de 2007, ha pasado de 35.000 a 21.000 euros anuales. Los demás se han quedado con medias muy bajas, para este municipio de 20.000 habitantes creo que no se merece esto, porque trabajamos mucho, aunque lógicamente seguiremos haciéndolo. Aunque deberíamos recuperar esos cargos de libre designación. Concluyendo, aún nos faltan ciertos aspectos para que haya equilibrio político, aunque hemos conseguido sacar ciertas cosas con el apoyo del PP. Han sido seis meses complicados.

 

 

Lógicamente lo más costoso está siendo el no tener mayoría.

 

Hombre, si tienes mayoría, lo tienes todo, pero desde 2007 a 2011 se gobernó también así, aunque no tiene nada que ver con el momento que se está viviendo ahora. No se parece ni en las formas ni en el entendimiento de la política. Cosas que se han aprobado en minoría del Reglamento Orgánico no nos permiten sacarlas adelante, algo ha cambiado aquí. Creo que es reflejo de lo que puede pasar a nivel nacional.

 

¿Se está tratando de dar continuidad, pese a que el escenario no sea el mismo?

 

Yo llevo ya un año como alcalde, diría que sí en cuanto a la calidad y la referencia que somos por nuestras calles, jardines, viales, polideportivos, actividades, vida del municipio... En esa línea estamos trabajando desde el minuto uno y queremos seguir dando la campanada, porque vamos a seguir trayendo empresas de importancia, vamos en la misma sintonía. Otra cosa es la forma de gobernar, yo tengo la mía propia y doy mis propias pinceladas. En todo caso, lo que queremos es que sigan generando puestos de trabajo y no se pierda la calidad de vida, por eso a veces me dan miedo las ocurrencias, cosas que yo no había visto en años anteriores, cuando yo era nuevo, que todos lo hemos sido. A veces se escuchan propuestas que te hacen preguntarte qué está pasando aquí, aunque vamos a seguir trabajando, todos estamos para mejorar.

 

¿Qué empresas están interesadas en asentarse en Arroyo?

 

Siempre he dicho que en el momento en que repunte la situación económica, que ya lo está haciendo, Arroyo tendrá el mayor impulso de la provincia de Valladolid, y aunque suene presuntuoso, de Castilla y León. Ya lo estamos notando, aunque prefiero no desvelar ningún  proyecto porque luego se torpedea, pero están llamando a la puerta proyectos muy importantes. Aquí está Río Shopping, Decathlon, McDonalds, Hipercor… Se ha hecho todo lo posible para potenciar estos negocios. Somos un pueblo de atracción y se va a ver en los próximos meses. Del mercado inmobiliario también es importante, y también está creciendo. Por no hablar de las inversiones de obra propia, como la Casa de la Música que van a ser más de cuatro millones, aparte de inversión privada, que va a generar muchísimo movimiento. Confío, y soy prudente, en que el año que viene va a haber noticias muy positivas. Estoy esperanzado por el municipio porque creo que tiene potencial.

 

Más allá de posibles inversiones privadas, ¿qué proyectos le gustaría desarrollar?

 

Como habíamos comentado antes, hemos bajado los impuestos, IBI y plusvalía, cosas muy importantes, pero fundamentalmente para lo que va el presupuesto del año que viene será pasarela peatonal sobre la A-62, que es un proyecto muy bonito y que va a costar un 560.000 euros. Ya tenía que haber estado pero ha habido problemas con carreteras, aunque hará un enlace muy importante. También vamos a cubrir una pista deportiva en Sotoverde, vamos a hacer un aparcamiento en el núcleo de Arroyo... Este año el presupuesto es menos vistoso pero va a haber dos millones y medio de inversión. Hay que mantener calles, jardines, cosas que hay que mantener... En todo caso, insisto en el de la Casa de la Música, un auditorio con escuela de música, será una realidad muy bonita, al lado del río, de 8.000 metros cuadrados.

 

 

¿Qué más proyectos tiene en mente?

 

También está la educación, que es clave, aunque no tengamos instituto, que el consejero me dijo que espera poder sacar una partida de 60.000 euros para el anteproyecto, eso me contó por teléfono. ¿Cuándo estará? Pues esa es la pregunta, las AMPAS y la Plataforma se están moviendo en ese sentido, hay demanda. También está la apertura del quinto colegio.

 

También está el nombrado tema de los presupuestos, que lo hemos comentado antes.

 

El día 23 a las cinco tenemos el Pleno para ver si sale adelante, creo que algún apoyo habrá, porque es muy cabal, o abstención, que con esto nos vale, ya que con un solo voto favorable de la oposición nos vale. Se va a convencer ellos mismos, nos lo querrán ver. No aprobarlo sería un poco caótico porque supondría prorrogar el anterior, y claro, las materias de inversión están reguladas con otro presupuesto. Confío en que va a salir. Este año cuenta con 15.187.000 euros, unos 400.000 euros que el año pasado en cuanto a consolidado, aunque hemos tenido que recortar otras cosas. Bajar de esta cifra es complicado, y eso que de personal no es mucho, que es solo un 28%. Creo que lo firmaría cualquier alcalde de España, además tenemos remanentes de tesorería de unos cuatro o cinco millones, lo cual está bien.

 

Por cierto, ¿desde que está como alcalde ha hablado con el anterior, José Manuel Méndez?

 

Sí que me ha escrito alguna carta y le he respondido. Ese es el contacto. Ha salido alguna vez con permiso, pero está cumpliendo su pena y ahí no se puede decirle más que tenga paciencia. Las personas siguen siendo personas, más allá de lo que haya podido pasar. No ha sido fácil ser alcalde por las comparaciones, Méndez ha sido capaz de levantar un municipio de la nada desde el 2003 que empezó, es irrepetible. Fue difícil coger el timón por la marejada mediática que hubo con su marcha, no es lo mismo ser concejal que alcalde y lo comprobé al instante. No han sido momentos fáciles, pero la cosa está estabilizada y vamos navegando con relativa tranquilidad a la espera de algún apoyo, casi sería esto lo que le pediría a los Reyes Magos.