A la búsqueda de un impulso “importante” para los aparcamientos disuasorios de Valladolid

El parking disuasorio de la Feria de Muestras de Valladolid permite aparcar gratis si se va con acompañante. J.P.

El Ayuntamiento recalca la utilidad de algunos que considera valiosos como el de la Feria de Muestras, aunque lamenta su poco uso. Estos permiten aparcar gratis si se va con acompañante.

La mayoría están a las afueras del centro, no demasiado lejos, y es por eso que son disuasorios. Unos aparcamientos que buscan que la llamada almendra central de Valladolid no tenga tanto tráfico, con un método tan sencillo como ofrecer plazas a bajo coste o incluso gratis a cambio de que el conductor en cuestión se tome la molestia de andar los últimos minutos hasta el fin de su trayecto. ¿El problema de estos parkings disuasorios? Que no parecen terminar de enganchar al vallisoletano de a pie, valga la expresión.

 

“Hay que darles un impulso importante. Están infrautilizados, son poco conocidos por los ciudadanos y sobre todo por gente de área metropolitana que no saben las ventajas que tienen”, comienza explicando el concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Valladolid, Luis Vélez. Y es que el edil solo ve ventajas en esta posibilidad... que no termina de pisar el acelerador.

 

A más de uno le vendrá a la mente el que probablemente sea el más conocido en la ciudad, como es aquel que se encuentra frente a la Feria de Muestras en la Avenida de ramón Pradera. “El hecho de que puedas aparcar gratuitamente cuando el vehículo va con más de una persona, con la Plaza Mayor a cinco minutos, es una oportunidad que se debe aprovechar”, sigue Vélez.

 

Y es que el nuevo equipo de Gobierno, bien lo dejó patente el Día sin Coche, quiere dar una vuelta de tuerca y cerrar parcialmente el uso del vehículo privado en la ciudad. “Se debe conocer más para incrementar ese uso, hay que darle una vuelta a la zona de residentes y a partir de la nueva concesión tenemos nuevas posibilidades de mejora”. ¿Qué nueva concesión? Pues la que se espera tenga lugar las próximas semanas como es la del nuevo contrato de la ORA, con la que se esperan grandes ventajas tecnológicas para aparcar.

 

La duda es, ¿se pretende instalar nuevos aparcamientos disuasorios, al menos a corto o medio plazo? “En principio no, es verdad que tenemos alguna carencia en la zona noreste, pero falta espacio”, se justifica el concejal de Movilidad. “Hay que buscar una ubicación correcta y así se lo he transmitido a la Universidad [de Valladolid], que deberíamos intentar aprovechar sus aparcamientos, especialmente el de Prado de la Magdalena, para que pudiera ser usado en determinados momentos del día por los vecinos”.

 

Y es que a día de hoy son muchos los vallisoletanos que siguen optando por los parkings privados como el de la Plaza Mayor, Isabel La Católica, Portugalete o el de la Plaza del Milenio, que poco o nada hacen por evitar el tráfico alrededor del centro. ¿Y cómo se puede cambiar esto? Desde el Ayuntamiento se apuesta por la concienciación, pero esto, claro, lleva algo más de tiempo.

Noticias relacionadas