A la búsqueda de la segunda victoria

El CB Valladolid se ve las caras este sábado a las 19.00 horas con el FIATC Joventut en el Pabellón Pisuerga, después de una semana complicada y sin sustituto para Vasilopoulos.

La esperanza es lo último que se pierde, suele decirse. Y en esas se encuentra el Club Baloncesto Valladolid, que va varapalo tras varapalo, intentando buscar una victoria que alivie una situación de un club que no termina de arrancar tras ocho jornadas de Liga. Solo una victoria en tantos choques, sumado a la ida y venida de jugadores que no cesa, hacen que el equipo no encuentre una situación estable.

 

Por suerte o por desgracia, todo este entramado será historia cuando este sábado, a partir de las 19.00 horas, dé comienzo el encuentro entre el club morado y el FIATC Joventut, que visita el Pabellón Pisuerga tras perder en casa de manera dolorosa ante el Fuenlabrada de solo tres puntos.

 

Los de Salva Maldonado llegarán de esta manera dolidos a su cita con el CB Valladolid, y por supuesto conscientes del mal momento de su rival y con ganas de pescar en aguas revueltas. “Se trata de otro partido, otra opción más de buscar la victoria. Hemos trabajado duro durante la semana y creo que podemos cambiar sensaciones”, ha declarado el entrenador Ricard Casas este jueves en rueda de prensa.

 

“Ha sido una semana complicada, apenas descansando un día tras caer ante el Bilbao. Lo bueno es que al menos con tanto trabajo hemos podido pulir muchas cosas”, ha continuado el técnico.

 

La mala noticia llega del posible relevo de Vasilopoulos, que no estará este sábado en el Pisuerga sea quien sea, ya que parece que la opción de Otis George va perdiendo enteros. Casas se mostraba algo decepcionado en este sentido. “No va a llegar ningún jugador todavía. Se ha intentado, pero no ha podido ser. El equipo tendrá que adaptarse a esta circunstancia”.

 

En cuanto a Joventut en sí, que marcha en un templado décimo puesto de la clasificación con tres victorias y cinco derrotas, el entrenador lo ha querido definir como un conjunto curtido. “Tienen el juego muy asimilado, algo que les da mucha solidez. Por si fuera poco tienen jugadores que tienen muy hecho su rol”.

 

Por último, tras los primeros retrasos en los pagos de la plantilla –desde el seno del club ya se ha dicho que pronto habrá solución, ya que no quieren que se enquiste el tema-, Casas se ha mostrado serio. “Los jugadores sabían a lo que venían. Se les ha avisado, y lo han aceptado, no podemos bajar los brazos ante el primer contratiempo de este estilo”. Más vale, porque para bien o para mal, la liga solo acaba de comenzar.