A juicio en Valladolid por cobrar a un cliente 9.400 euros por una moto y no entregársela por no ser suya

El acusado, propietario del establecimiento Motogoracing, venidó un motocicleta a un cliente por 9.400 euros y nunca llegó a entregar el vehículo puesto que no le pertenecía.

La Audiencia de Valladolid sienta este martes, 2 de diciembre, en el banquillo al propietario del establecimiento Motogoracing S.L, Fernando Z.C, bajo la acusación de haber vendido una motocicleta a un cliente de quien obtuvo 9.400 euros y al que, sin embargo, no llegó a entregar el vehículo puesto que no le pertenecía.

  

En su escrito de calificación provisional de los hechos, el Ministerio Fiscal tipifica la conducta del comerciante de un delito de apropiación indebida y solicita para él una pena de un año y tres meses de prisión y el pago a la víctima, en concepto de responsabilidad civil, de la cantidad supuestamente apropiada, de la que habría de hacerse cargo de forma subsidiaria su empresa.

  

Los hechos se remontan al 8 de enero de 2010 cuando el acusado, dueño del referido establecimiento comercial, acordó verbalmente con el cliente, Alberto C.Ll, proporcionarle un motocicleta marca Honda en cuya adquisición este último estaba interesado y cuyo precio se estipuló en 9.400 euros.

  

El dinero fue ingresado por el comprador el 14 de enero de 2010 en una cuenta bancaria de Caja Duero de la que era titular la entidad Motogoracing S.L, sin que el acusado procediera a la entrega de la motocicleta ya que la misma era propiedad de un taller de Madrid que la vendió a otro cliente. Además, el procesado no devolvió el dinero que Alberto C.Ll. le había adelantado.