A Blanca Suárez y Miguel Ángel Silvestre se les rompe 'San Valentín'

Blanco Suárez y Miguel Ángel Silvestre

Las idas y venidas entre los guapos actores Miguel Ángel Silvestre y Blanca Suárez han sido constantes pero justo en el día de los enamorados se confirma una nueva ruptura, ¿la definitiva?

Al final no pudo ser. Tras muchas idas y venidas que les han supuesto varias rupturas y bonitas reconciliaciones, Miguel Ángel Silvestre y Blanca Suarez, han puesto fin a su relación. Una pareja que nos ha tenido en ascuas y que finalmente no ha conseguido renacer su amor.

 

Juntos se habían convertido en una de las parejas nacionales más atractivas. Hemos podido verles juntos en numerosas ocasiones, de compras, compartiendo su afición por la fotografía -ya era una imagen habitual ver a Blanca posando para Miguel Ángel-, dando largos paseos por el parque con su perro Pistacho, y sobre todo disfrutando el uno del otro.

 

Sin embargo, su amor volvió a hacer ascuas, en una fecha además bastante significativa, al coincidir con el Día de los Enamorados. Un día especial para pasar en pareja, para vivir la ilusión que sólo despierta esa persona especial, un día que Blanca quería vivir enamorada, tal y como ella misma confesaba hace tan sólo unos días.

 

Las últimas imágenes de la pareja juntos son del pasado mes de enero, y nada hacía presagiar esta nueva ruptura. ¿Será la definitiva? ¿O será otra de sus discusiones? El tiempo dirá.

 

"Ojalá me sorprendan", decía la actriz en relación con el día de San Valentín. "Deseo con todas mis fuerzas que me sorprendan". Pero el destino ha querido que no sea así.

 

Sin duda se trata de una triste noticia, aunque para nada sorprendente, y es que la pareja nos ha acostumbrado a darnos una de cal y otra de arena.Cuando creíamos que todo iba a las mil maravillas, llegaban las imágenes de la pelea. Pudimos vivir uno de sus momentos más amargos con esta velada, en la que Blanca lloraba ante el guapo actor, que se mantenía distante. Y tras ellas, de nuevo la felicidad y el amor, acudiendo al cine como una pareja enamorada.