8 de marzo: La mujer, lejos de la igualdad real en el trabajo por cuenta propia

Sólo el 34,3% de los autónomos son mujeres, mientras que entre los asalariados la mujer representa el 48,1%, 14 puntos menos de presencia entre los autónomos que entre los asalariados.

Con ocasión de la celebración del 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, UATAE ha realizado un estudio en base a los datos facilitados por la EPA sobre la presencia y evolución de la mujer en el trabajo por cuenta propia, cuya principal conclusión es su fuerte subrepresentación en el ámbito del trabajo por cuenta propia, ya que de cada tres autónomos solo uno es mujer. En efecto, según la EPA del IV trimestre de 2013 había en España 3.013.000 autónomos, de los que 1.032.800 eran mujeres (34,3%) y 1.980.300 hombres (65,7%), 31,5 puntos porcentuales de diferencia.

 

Estas diferencias son mucho menores en el trabajo asalariado, ya que en ese ámbito la mujer representaba en el IV trimestre de 2013 el 48,1%, por lo que cabe afirmar que la menor presencia de la mujer en el empleo se debe fundamentalmente a las grandes diferencias que existe en el trabajo por cuenta propia.

 

Estas diferencias son incluso mayores entre los autónomos empleadores, aquellos que tienen trabajadores asalariados a su cargo, donde la mujer representa el 31,1% mientras que los hombres son el 68,9%.

 

Sin embargo, hay que destacar que la crisis está impulsando una mayor presencia de la mujer en el trabajo autónomo, ya que en el último año (2013), comparando el IV trimestre de 2013 con el IV trimestre de 2012, la presencia de la mujer ha pasado del 33,5% al 34,3%, es decir 0,8 puntos más en tan sólo un año. En el caso de las mujeres empleadoras el aumento es incluso mayor, ya que han pasado de representar el 30,0% en el IV trimestre de 2012 a el 31,1% en el IV trimestre del 2013. Mientras, en el empleo asalariado la presencia de la mujer no ha sufrido variación, 48,1% en ambos casos.

 

Para María José Landaburu, Secretaria General de UATAE, “es evidente la subrepresentación de la mujer en el trabajo por cuenta propia, ya que las grandes diferencias de presencia de la mujer en el empleo se concentran básicamente en el trabajo autónomo, en mucha mayor medida si se trata de autónomos empleadores”.

 

Según Landaburu, “los datos de evolución de autónomos del año 2013 son muy significativos: según la EPA el número de autónomos se redujo en 8.900, sin embargo las mujeres emprendedoras aumentaron en 21.700 mientras los hombres disminuyeron en 30.600. Y si hablamos de autónomos empleadores, estos bajaron en 8.800 en conjunto, mientras las mujeres empleadoras aumentaron en 7.400 y los hombres bajaron en 16.200”.

 

Landaburu “lamenta que sea la crisis la que esté aumentando la presencia de la mujer en el trabajo por cuenta propia, cuestión que explica por tres motivos fundamentalmente”.

 

En primer lugar, señala Landaburu, “que las mujeres en la España de hoy afrontan bien el emprendimiento, acostumbradas a la responsabilidad, a asumir riesgos y al esfuerzo permanente”.

 

En segundo lugar, “están las tradicionales mayores dificultades de las mujeres, especialmente en épocas de crisis, para encontrar un trabajo por cuenta ajena, de manera que el emprendimiento se convierte en prácticamente la única alternativa”.

 

Y en tercer lugar, a juicio de María José Landaburu, de UATAE, ”que el crecimiento de los autónomos en estos primeros tres trimestres del año se ha producido en los sectores de Servicios, donde la mujer tiene una mayor presencia, mientras continúa la sangría de pérdida de autónomos en los sectores con mayor presencia de varones como la Construcción y la Industria manufacturera”.

 

María José Landaburu de UATAE concluye afirmando que “la auténtica asignatura pendiente en cuanto a presencia de la mujer en la actividad se da entre los autónomos y los empresarios, quizá por ello solo una organización de autónomos o empresarios en el ámbito estatal está dirigida en España por una mujer, UATAE, considerando básico remover todas las trabas y ataduras que tradicionalmente impiden a la mujer el acceso a los puestos de mayor responsabilidad, para los cuales está sobradamente preparada”.

Noticias relacionadas