55 municipios de Valladolid podrán solicitar quemas controladas contra los topillos

Las medidas a llevar a cabo para acabr con la plaga será las de quemas de cunetas, lindes y regatos, como mecanismo de limpieza de la cubierta vegetal.

Un total de cincuenta y cinco municipios de la provincia de Valladolid podrá solicitar quemas controladas contra los topillos, tal y como ha comunicado hoy el delegado territorial de la Junta, Pablo Trillo, durante la reunión mantenida con representantes de las organizaciones profesionales agrarias (OPAS) para informarles de las medidas preventivas y de control de la población de este roedor y para establecer la colaboración y coordinación con los diferentes agentes implicados en la aplicación de estas actuaciones.

  

En la reunión, en la que han participado técnicos del Itacyl y de los servicios territoriales de Agricultura y Medio Ambiente; representantes de las Opas (Asaja, UCCL y Coag-UPA), de la Diputación Provincial de Valladolid y del Seprona, Trillo ha anunciado las medidas preventivas que se ha planteado aplicar respecto a la situación y evolución de las poblaciones de topillo campesino, orientadas a proteger la futura campaña de cultivos de invierno.

  

Entre estas medidas, se ha propuesto la ejecución de actuaciones relacionadas con quemas de cunetas, lindes y regatos, como mecanismo de limpieza de la cubierta vegetal, en las zonas donde se han observado riesgos, según informaron fuentes de la Administración regional.

 

LISTA AMPLIABLE

  

En la provincia de Valladolid, las medidas podrán ser aplicadas de momento en cincuenta y cinco municipios situados en la zona centro y Tierra de Campos, aunque cualquier localidad que pueda requerir de estas actuaciones puede solicitarlo y se estudiaría su concesión.

  

La necesidad o conveniencia de aplicar estas medidas preventivas ha sido propuesta por la Comisión de roedores y otros vertebrados del Comité Científico de lucha contra las plagas agrícolas en Castilla y León, órgano asesor de la Consejería de Agricultura y Ganadería, tras observar el aumento de la población de topillo campesino en ciertas zonas de la Comunidad.

  

Para autorizar las quemas controladas, es requisito imprescindible que éstas sean solicitadas por los ayuntamientos o por las juntas agropecuarias locales de los municipios afectados y que sean coordinadas por personal al servicio de la Junta de Castilla y León.

  

Además, esta actuación depende de cómo evolucione el periodo libre de riesgo de incendios y de las connotaciones medioambientales de cada zona particular. Los servicios de la Junta estudiarán la concesión de las autorizaciones, que podrán ser solicitadas por cualquier municipio que entienda necesario requerir la aplicación de estas actuaciones.