500 pensionistas reclaman individualmente la actualización de sus pensiones

Unos quinientos pensionistas han reclamado hoy la actualización de su pensión de acuerdo con el incremento del IPC registrado en noviembre.

Cada uno de los pensionistas ha presentado por escrito ante la Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social una reclamación para que le suba la pensión un 1,9 por ciento para completar la subida del 1 por ciento concedida por el Gobierno.



La entrega de la reclamación ha causado un colapso en las oficinas del Instituto de la Seguridad Social ya que los reclamantes ha ido entrando uno por uno en las dependencias.



En la entrada de la sede del INSS se ha producido una aglomeración de pensionistas algunos de los cuales portaban banderas de la UGT y de CCOO y carteles alusivos al recorte de las pensiones y contra la política del Gobierno.



Según los cálculos de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO de Castilla y León, cada pensionista de Castilla y León ha dejado de percibir una media de 400 euros anuales por no haberse actualizado su pensión.



El responsable de la Federación de Pensionistas y Jubilados de CCOO, Lorenzo Rubio, ha recordado que la no actualización de las pensiones de acuerdo al IPC registrado en el mes de noviembre contraviene la legislación derivado del Pacto de Toledo.



También ha advertido que el Gobierno solo ha subido las pensiones un 1 por ciento, con lo que para ajustarlo al IPC falta un 1,9 por ciento, y lo ha hecho "fuera de plazo".



Todas las reclamaciones individuales que presenten los pensionistas tendrán que ser respondidos por el INSS y si la resolución es contraria las organizaciones de jubilados estudiarán una respuesta judicial.



De acuerdo con los datos que maneja CCOO, en Castilla y León hay unos 593.000 pensionistas, de los que 103.000 son de la provincia de Valladolid