Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

50 millones de euros para rejuvenecer el campo y modernizar las explotaciones

La Consejería de Agricultura y Ganadería pone en marcha una convocatoria de ayudas dotada con 50 millones de euros, para la mejora de las estructuras de producción y modernización de las explotaciones agrarias.

La Consejería de Agricultura y Ganadería, con el fin de hacer más competitivo el sector agrícola y ganadero de la Comunidad y contribuir a la creación y mantenimiento de empleo, lanza una convocatoria de ayudas dotada con 50 millones de euros, cofinanciada por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), para la mejora de las estructuras de producción y modernización de las explotaciones agrarias.

 

De este modo, con el objetivo de reforzar la política de desarrollo rural, la Consejería de Agricultura y Ganadería prioriza las ayudas a los agricultores jóvenes con el fin de facilitarles su primera instalación agrícola o ganadera, incrementando la ayuda para estos fines desde 40.000 euros hasta 70.000, así como para mejorar las estructuras de producción de sus explotaciones. En el caso de las mujeres, esta ayuda llegaría hasta los 80.000 euros.

 

Las subvenciones previstas en la convocatoria, que publica este martes, 13 de octubre de 2015, el Boletín Oficial de Castilla y León, serán cofinanciadas por el FEADER, la Administración General del Estado y la Junta de Castilla y León. El plazo de solicitudes se amplía hasta el 30 de octubre.

 

La Consejería de Agricultura y Ganadería, en su apuesta decidida por el rejuvenecimiento del campo, con el objetivo puesto en que se incorporen al sector agrícola y ganaderos en torno a 5.000 jóvenes, espera que con esta convocatoria se lleguen a las dos mil solicitudes de ayudas entre la incorporación de jóvenes y la modernización de explotaciones.

 

En la medida de modernización de explotaciones, se dará prioridad a las solicitudes promovidas por mujeres o sociedades en las que el 50% o más de sus socios sean mujeres, así como a las relativas a sectores estratégicos, como son el vacuno, ovino, ibérico, remolacha, hortofrutícolas y patata, cultivos herbáceos de alto valor (trigos de calidad y alta fuerza, colza, girasol alto oleico y guisantes proteicos) y vino.

 

Serán actividades y gastos subvencionables los planes de mejora de las explotaciones, la adquisición de maquinaria y equipos nuevos, actuaciones que incluyan obra civil, compra de terrenos; inversiones en instalaciones de riego en las parcelas, obras e instalaciones de captación de agua no destinada al riego de cultivos y las instalaciones para producir energía procedente de fuentes renovables.

 

En la medida de incorporación de jóvenes al campo, se dará prioridad, a la hora de asignar las subvenciones, a las solicitudes promovidas por mujeres, así como a las relativas a sectores estratégicos, a actividades artesanales, a explotaciones ubicadas en zonas con limitaciones naturales, actuaciones que contribuyan a lograr un uso más eficiente del agua en la agricultura, acciones innovadoras y agricultura ecológica, así como las solicitudes de jóvenes agricultores y ganaderos de la Comunidad que demanden formación y asesoramiento.

 

Se apoya, además, a través de la elaboración y puesta en marcha de un plan de empresa, el desarrollo de iniciativas agrarias que los jóvenes pongan en marcha para dedicarse a esta actividad. Y se incluye, como novedad, la tutorización del joven agricultor o ganadero durante todo el proceso de creación de su empresa, para evitar que ningún plan empresarial viable se quede en el camino.