3 detenidos por denunciar el robo de enseres de un club de alterne en Burgos

Agentes de la Guardia Civil han detenido a J.A.D.R, de 40 años, A.F.R, de 45 y S.N.N, de 32 años, como presuntos autores, de los delitos de daños, hurto, apropiación indebida y delito de simulación de delito ya que denunciaron el robo de  material de un club de alterne, por valor de 200.000 euros que escondieron para usar en otro club que pretendían abrir.

Los hechos se remontan al pasado mes de mayo, cuando la propietaria de un local de alterne ubicado en el alfoz de Burgos denunció el robo de todos los enseres y mobiliario existente en el establecimiento, donde además los autores habían causando importantes daños.

 

La Guardia Civil del Puesto Principal de Alfoz de Burgos inició una investigación, cuyo desarrollo ha dado lugar a la 'Operación Rancho'.
Las primeras gestiones permitieron localizar parte de las pertenencias que supuestamente habían sido robado y que se encontraban en una planta de reciclaje de residuos del entorno de la capital burgalesa.

 

Fregaderos, meses metálicas de cocina, encimeras de aluminio, baldas metálicas, ventanas puertas, cámaras frigoríficas o grifería, entre otros materiales, que fueron vendidos con el fin de obtener rápidos rendimientos, fueron identificados por el propietario del club y recuperados.

 

Ante la sospecha de que los actuales arrendatarios del establecimiento hubieran urdido un plan para sacar provecho de todo el mobiliario existente en el local, se intensificaron las pesquisas que permitieron averiguar que uno de ellos había presentado denuncia en Madrid por el robo del material del interior del club que regentaba en Burgos.

 

Una serie de vigilancias por parte de los investigadores permitió presenciar un encuentro entre los tres sospechosos para ver el contenido de una furgoneta. Cuando se disponían a abandonar el lugar, los tres detenidos ahora fueron interceptados.

 

Un registro superficial a la interior del vehículo permitió intervenir varias mesas y taburetes que coincidían con los sustraídos en el local y que pretendían ser transportadas hasta Madrid, por lo que fueron detenidos.

 

Más tarde se recuperaban en los extrarradios de la capital el resto de enseres sustraídos: 20 lavabos, cámaras frigoríficas, un congelador tipo arcón, sillas, mesas, sofás, televisiones, muebles de madera, colchones, espejos de baño, somieres, fregaderos y un grupo de cerveza completo.

 

El esclarecimiento de este hecho ha permitido verificar que los implicados pretendían abrir otro establecimiento de similares características en Madrid. Días antes de la denuncia, habían trasladado otra parte del mobiliario a un domicilio de la provincia madrileña, donde lo guardaban con la intención de utilizarlo con la apertura del nuevo local.

 

Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción Número 1 de Burgos.