2.300 personas formadas a través de los cursos del la FRMP en 2014

La Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP) ha formado a lo largo de este año a 2.300 personas a través de las diferentes modalidades de sus cursos, la mayoría online, que está "llamada a reforzarse". Así lo ha asegurado su presidente y alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto.

Así, de modo presencial, no sólo centralizados, sino también "sobre el territorio", allí donde se demanda, han participado entre 300 y 350 personas; online, la línea "más potente" y que está "llamada a reforzarse" cuando se extienda la banda ancha a todo el territorio rural, ya alcanza el tanto por ciento más alto con 1.900 personas formadas; y jornadas en las que han participado entre 100 y 150 personas.

 

García Nieto ha agradecido que la Junta confíe en la FRMP para llevar a cabo estos cursos, ya que en otras comunidades lo ha asumido la Administración autonómica, aunque la Federación es la más cercana a los funcionarios municipales y cuenta con la homologación de estas acciones formativas.

 

"PULIR" EL COSTE DE LOS SERVICIOS

 

Por lo que se refiere al coste efectivo de los servicios prestados, el alcalde de Ávila ha aclarado que aunque Hacienda ha publicado algunos datos sobre esta cuestión, aún hay que contrastarlos y llegar a acuerdos porque "no es lo mismo recoger la basura en Valladolid que en Santa María del Páramo".

 

"Todavía hay un largo recorrido para pulir", ha añadido el presidente de la FRMP, quien considera que hay que tener en cuenta las circunstancias en las que se prestan estos servicios.

 

En esta línea, ha asegurado que aunque esta puede ser una de las reivindicaciones de los municipios para la próxima legislatura, no sólo será esta, ya que hay muchas cuestiones, dado que las leyes muchas veces las elaboran personas que no han pasado por un ayuntamiento y hay que "pulirlas con quienes se manchan los zapatos de barro" en los municipios.

 

García Nieto ha aseverado que la lo escrito sobre el papel puede quedar "bien" pero después hay que trasladarlo al terreno, lo que supone un "largo recorrido" para conseguir cosas.