130 desempleados vallisoletanos disfrutarán de huertos gratuitos

Entrega de los huertos a desempleados de la ciudad. TRIBUNA

El Ayuntamiento de Valladolid entrega huertos a 130 desempleados, con 54 parcelas aún libres. El presupuesto destinado a esta incitiativa es de 231.000 euros, de los cuales 200.000 euros se utilizarán en el acondicionamiento de parcelas.

Los 130 desempleados que han obtenido un huerto para su explotación dentro de la iniciativa puesta en marcha por el Ayuntamiento de Valladolid han recibido este lunes el documento acreditativo para hacer uso de los mismos y aún quedan 54 parcelas libres, ya que el número total de solicitudes ha sido inferior al que se ofrecía.

 

Según han informado fuentes municipales en un comunicado recogido por Europa Press, se trata de personas en situación de desempleo que disfrutarán hasta finales de 2015 del uso de un huerto de 50 metros cuadrados, cuya producción se debe destinar a autoabastecimiento.

 

El alcalde, Francisco Javier León de la Riva, que ha presidido el acto de entrega, junto al director de la Escuela de Ingeniería Agrícola (INEA), Félix Revilla Grande, ha animado a los desempleados de la ciudad que estén interesados que lo soliciten, ya que quedan 54 parcelas libres.

 

En esta campaña 2014-2015, se han recibido 135 solicitudes para un total de 184 huertos disponibles, de los que 25 corresponden a la calle Valle de Arán, 35 a Los Santos Pilarica, 20 en Jardín Botánico y 50 en Parque Alameda, donde se han cubierto todas las plazas y quedan cuatro personas en lista de espera. A ellos, se les ha ofrecido la posibilidad de explotar el huerto en otro emplazamiento.

 

REQUISITOS EXIGIDOS

 

"Mientras haya vacantes, la intención del Ayuntamiento es la de autorizar la explotación de un huerto a todos aquellos desempleados que lo soliciten y cumplan los requisitos de la convocatoria", ha señalado el alcalde. Entre ellos figuran el de ser mayor de edad, con un empadronamiento en la capital de al menos un año, y que se encuentren inscritos en el Servicio Público de Empleo.

 

También recogen las bases que los desempleados adjudicatarios de la explotación disfrutaran del huerto en régimen de cesión temporal, y deberá ser utilizado por la persona titular. El régimen de explotación es individual con derecho a utilizar la producción hortícola obtenida para autoabastecimiento, pero no para comercialización.

 

Todos los adjudicatarios de huertos podrán acceder a acciones de formación y asesoramiento por parte de personal de INEA, y tendrán a su disposición tanto casetas para guardar aperos como el suministro gratuito de agua para riego. La provisión de semillas, herramientas y otros útiles necesarios para el cultivo deberán ser aportados por el adjudicatario, si bien el Ayuntamiento facilitará por caseta unos aperos básicos para compartir. La cesión de los huertos se prolongará hasta diciembre de 2015.

 

Entre las obligaciones de los usuarios, las mismas fuentes han recordado el respeto a la propiedad, los horarios fijados, la prohibición de utilizar fertilizantes químicos y pesticidas, la obligación de mantener limpios huertos y pasillos, y la limitación del vallado a una cuerda de pita o similar --o una malla negra de cañizo--, que no supere el metro de altura. Como dato curioso, no se permitirá el cultivo de patatas por las plagas que puede conllevar.

 

El Ayuntamiento de Valladolid ha asumido la financiación de este programa con un coste previsto para la campaña 2014, con 231.000 euros, de los que 200.000 euros se van a dedicar al acondicionamiento de las parcelas, con actuaciones como la introducción de los sistemas de riego o la roturación del terreno, en los que ya se está trabajando para comenzar a sembrar en la segunda quincena del mes de mayo.