127 deportistas se beneficiarán de las prestaciones de la residencia Río Esgueva

El director general de Deportes, Alfonso Lahuerta, y el delegado de la Junta, Pablo Trillo, han visitado las instalaciones del que es centro de referencia del deporte vallisoletano.

Ciento veintisiete deportistas se verán beneficiados en el curso 2014-2015 de las prestaciones de la Residencia Río Esgueva de Valladolid, anexa al complejo deportivo del mismo nombre en el que entrenan actualmente hasta cuatro mil personas.

 

Los datos han sido facilitados este lunes por el director general de Deportes, Alfonso Lahuerta, que ha visitado este complejo deportivo dependiente de la Junta junto al delegado de la Junta, Pablo Trillo, y el exatleta Isaac Viciosa, quien dirige un club de atletismo que hace uso de estas instalaciones.

 

“Este es uno de los pocos centros reconocidos por el Consejo Superior de Deportes y en él entrenan hasta 4.000 deportistas, de los cuales mil están encuadrados en los núcleos de tecnificación de las federaciones”, ha explicado Lahuerta.

 

En su opinión, se trata de un complejo de referencia donde se practican “22 modalidades deportivas y donde los mejores clubes de Valladolid (de rugby, balonmano, baloncesto, tenis de mesa, esgrima, etc”) realizan su preparación física”. Muy importante es también la residencia, que este año cuenta con “127 internos, de los cuales 108 residen día y noche y 19 vienen a las comidas”.

 

Los directores de las instalaciones deportivas y de la residencia, así como el jefe del servicio territorial de Cultura, Turismo y Deporte, Ignacio Rodríguez, y algunos de los jóvenes becados han acompañado la visita a todas las instalaciones y servicios que el complejo ofrece a deportistas de las diferentes especialidades para completar su formación: sala de musculación, pista de atletismo, sala de servicios médicos, sauna, aulas polivalentes, los diferentes centros de tecnificación -desde atletismo y esgrima a billar, boxeo o natación- o el pabellón.

 

La visita concluyó en la residencia deportiva, puesta al servicio de los jóvenes deportistas que por razón de su actividad deportiva y sus estudios permanecen alejados de sus domicilios. El centro les proporciona alojamiento, manutención, servicios de lavandería y limpieza, acceso a internet y todo lo necesario para el desarrollo de sus respectivas carreras.

 

Trillo ha remarcado la importancia de fomentar la compatibilización de la práctica deportiva con los estudios, cosa que se hace desde este centro ya que “para poder acceder a la residencia hay que estar cursando estudios reglados y el expediente académico es uno de los baremos a ponderar”.

 

El funcionamiento del sistema es para el delegado territorial “extraordinario, gracias a la labor de los profesionales que trabajan aquí y al esfuerzo realizado por la Junta, que permite disponer de mejor material y de amplias instalaciones”.