Miscelánea de temas

Temas locales como el sueldo de los munícipes de mi Ayuntamiento que prometieron revisarles a la baja y que hoy no se acuerdan porque son ellos los que tienen que tomar la decisión y cumplir con su palabra. 

Hay temas provinciales, tal vez muchos, y como más acuciante los pasos del Ave y cumplir con lo que los vecinos demandan, Temas regionales como los presupuestos de la Comunidad que nada más que contentan a los que les presentan- Temas nacionales... ay.... Cataluña la próspera, la industrial, la puntera  que te veo en el paro MAS que a mi primo el del pueblo. Temas internaciones. Y aquí es donde me quiero quedar hoy:

 

A estas alturas ya todos sabemos que la avalancha de refugiados sirios es la mayor crisis humanitaria europea desde la Segunda Guerra Mundial. Muchos miles de personas intentan escapar de la guerra que asola Oriente Medio cruzando el Mediterráneo para buscar cobijo en Europa, y son muchos los que encuentran la muerte intentando llegar a nuestro continente. Por otro lado, los que lo consiguen se enfrentan a la falta de un verdadero compromiso de ayuda por parte de la Unión Europea y de la casi unanimidad de los países que la integran

 

Hace tiempo, demasiado tiempo y nadie analiza o dice con claridad el porqué,  que hay numerosas guerras en el Oriente Medio. En Siria, el conflicto se ha llevado por delante más de 230.000 vidas, 11,5 millones de desplazados y cuatro millones de refugiados han tenido que salir de allí, amenazados por la guerra o por el dominio del Estado Islámico.

 

Pese a las dificultades extremas por las que han de pasar, los refugiados que intentan entrar en Europa son sólo una pequeña parte de los que ahora mismo buscan cobijo en Turquía (más de 1,8 millones), Líbano (casi 1,2 millones) o Jordania (más de 600.000). Turquía lleva años absorbiendo la mayor parte del flujo de refugiados y la situación comienza a ser crítica, ya que son casi dos millones en un país de 75 millones de habitantes, 2 millones de refugiados con 2 millones de bocas y millones de necesidades, básicas por cubrir.

 

Entretanto, Europa tiene problemas para admitir a unos cientos de miles pese a que aquí vivimos más de 500 millones... Inaudito pero cierto

 

Los países balcánicos y Hungría se han convertido en la puerta de entrada hacia los países más avanzados de Europa y, en algunos de estos países hemos empezado a recibirles levantando muros y alambradas, considerándoles una amenaza para el resto de la población y para nuestra vieja cultura europea, principalmente por su condición de musulmanes.

 

Nos da miedo, entiendo que con cierta razón, meter dentro de casa a personas tal vez radicalizadas que, un día, puedan pervertir nuestra cultura, nuestras raíces y pagarnos con bombas los alimentos, la ropa y el hogar que les dimos.

 

El miedo es libre. La caridad también. Busquemos el punto de encuentro, el equilibrio, la razón y ayudemos a quienes lo necesitan, porque quizás un día seamos nosotros o nuestros descendientes  quienes hayamos de pedir ayuda.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: