Roxana arans original

Vinum Vitae

Roxana Arans Sánchez
Blog de Roxana Arans Sánchez. Vinos. Noma

Raúl y el mar

Subes del mar, entras del mar ahora. Mis labios sueñan ya con tus sabores. Me beberé tus algas, tus licores de tu más escondida, ardiente floraRafael Alberti

Así comienza una de las tantas poesías que Rafael Alberti dedicó al mar, a la Mar, así como poesía son algunos de los vinos que la mar moldea gracias a la imaginación de este enólogo que ya ha deslumbrado a los paladares de medio mundo.

Les estoy hablando de Raúl Pérez,un berciano nacido en tierras de vino, que un día tuvo la brillante y atrevida idea de unir la Mar y la tierra,de aprender submarinismo para sumergir sus botellas de vino en jaulas, en una cueva de la Ría de Arosa. Estos vinos forman parte del proyecto Sketch,que dicen que es el nombre de su bar favorito en Londres. Y es que Raúl siempre ha bautizado a sus vinos con nombres muy particulares: €œel pecado€, €delito y castigo€ o aquellos tan arraigados a su tierra como €œUltreia Saint Jacques€, Ultreia era una palabra que utilizaban los peregrinos que iban a Santiago para darse ánimo y desearse buen camino,y Saint Jacques,nuestro Santiago,presente por ejemplo en el comienzo del camino en París en su famosa Torre de Saint Jacques.

Pero anécdotas aparte, Raúl es un elaborador de vinos brillante e inquieto, elabora en más de dieciséis bodegas españolas, en Sudáfrica y hace un vino, con el que quizá sea el bodeguero portugués más emblemático en la actualidad, Diek Niepoort (Ultreia do Douro), (quizá recordéis que la semana anterior también hable del Niepoort 2010 del Equipo Navazos).

Raúl siempre hace vino en pequeñas producciones(esto le permite experimentar con menor riesgo...),utiliza muy a menudo el raspón e incluso racimos enteros,la barrica no es el principal argumento de sus vinos,son vinos frutales y con distinta personalidad,todos y cada uno de ellos. Apuesta fuerte por las variedades Mencía y Prieto Picudo,y he oído que le está €œechando el ojo€ a la Rufete de nuestra tierra...! que Dios le oiga!

Quiero hablaros un poco del proyecto Sketch, esos vinos que terminan su crianza en el mar. Un buen día tuvo la idea de sumergir sus botellas. No creo que se levantase con ella, más bien creo que las musas le acompañaron en un momento... llamemosle €œóptimo€. Y se puso manos a la obra,bueno al mar... Los primeros problemas vinieron con la profundidad en la que reposarían las botellas,los tapones no aguantaban bien la presión,se debilitaban y los pulpos tampoco facilitaban el trabajo, hasta que probando, probando dieron con la acertada (parece que la cueva está a 19 metros). La idea inicial era que los vinos evolucionarían más lentamente por la ausencia de oxígeno, pero sorprendentemente ocurrió lo contrario y además Âżcómo afectaría la sal del mar en ese €œmicrocontacto€ con el vino? Pues bien, el jueves tuve la oportunidad de catarlos, probarlos y deleitarme con ellos... Son vinos ricos en matices, cambiantes, con una acidez pronunciada y ciertamente salinos.

Son sorprendentes,maravillosos y ligeramente adictivos... Decir, que dentro de mi curiosidad y búsqueda de vinos diferentes en su proceso y en el resultado, Raúl goza de unos merecidos primeros puestos, me €œbebo€ todo y cuanto encuentro de él, a prensa escrita me refiero, porque sus €œcriaturas€ lejos de quedarse por aquí para deleite nuestro cruzan el océano cada añada dejándonos aquí un pequeño reducto de toda su obra. Y sí, son maravillosos pero casi inaccesibles. Raúl es un tipo interesante, rompedor en cuanto al sistema establecido de la elaboración de vinos y su pasión por su trabajo no pasa indiferente a nadie y eso me €œpone€ sobremanera. Os invito, que si alguna vez Dios os acaricia con sus dedos y podéis tener la oportunidad de probar algo de su obra... hacedlo... nunca seréis los mismos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: