Roxana arans original

Vinum Vitae

Roxana Arans Sánchez
Blog de Roxana Arans Sánchez. Vinos. Noma

'El servicio y el vino'

Hay muchos factores que influyen en que una comida en un restaurante sea agradable o un auténtico desastre.Si bien es cierto que la cocina es un factor decisivo en este asunto, no es menos cierto que un buen servicio es el complemento fundamental para el éxito.

Por la parte que me toca como sumiller, quiero hablaros y a la vez reflexionar sobre el servicio del vino en todo su conjunto, que empieza por la elección de un vino adecuado para la comida, las copas en las que se deberán servir, la temperatura y la atención de las personas dedicadas a este menester.

La elección del vino es un momento importante, ya que depende lógicamente de como esté elaborada la carta, nuestros propios gustos y el vino que es adecuado con la comida elegida, y aquí podemos dejarnos aconsejar por un profesional o dar rienda suelta a nuestros instintos...Por cierto, sé que nuestra alerta sobre la €œpicaresca€ nos puede hacer desconfiados a la hora de dejarnos aconsejar, pero creanme que un profesional del vino es el principal interesado en que el vino que se le ofrezca a sus clientes sea el adecuado( a su comida, su presupuesto.. etc).

Pues bien, empecemos por el principio... la carta.

Dependiendo de la categoría del restaurante, la carta puede ser desde sencilla, modesta hasta una auténtica enciclopedia. Podemos verla presentada en unas hojas, encuadernada, o en un Ipad como la tiene mi amigo Juanjo en el Restaurante Cocinandos de León. En cualquier caso, como mínimo una carta ha de tener y dependiendo de las aspiraciones del restaurante, si está en zona vinícola, lógicamente una presencia nutrida de vinos de la zona, para el cliente local y para los foráneos que vengan de visita, y compensada con vinos de distintas denominaciones, de manera que este bien representada la geografía nacional, variedades de tipos y añadas, blancos jóvenes y con crianza, tintos, dulces, cavas y/o champagnes, espirituosos y alguna referencia internacional.

Una vez elegido el vino, bien siguiendo nuestra intuición y gustos personales o por el consejo del sumiller o el del que esté al cargo, deberemos tener las copas adecuadas para cada vino. El mercado ofrece muchos diseños para los diferentes vinos, pero la burdeos, borgona, catavinos, para los espumosos ,los dulces y el agua, no deben faltar, así como algún decantador o aireador para cuando la ocasión lo requiera.

La temperatura del vino es un factor importantísimo:

Para los blanco jóvenes entre 7º y 9º.

Blancos criados y fermentados en barrica entre 9º y 12º.

Tintos jóvenes o semicrianzas entre 14º y 16º.

Tintos crianzas entre 15º y 17º.

Reservas y grandes reservas entre 17º y 18º.

Vinos dulces entre 5º y 7º.

Espumosos jóvenes entre 7º y 9.

Espumosos gran reserva entre 9º y 11º.

Y aquí algunas reflexiones:

El consumo del vino crece acercándolo al consumidor, da igual su forma y muy importante la manera, me explico: llena tu carta de vinos asequibles, que puedan rotar para ofrecer siempre cosas nuevas y que todo el mundo pueda disfrutar de una botella de vino en su comida, no engañes, no te des el pisto, y €œ no eduques€ al cliente, viene educado de casa, simplemente ofrécele las posibilidades, las de tu carta, la de traer el vino de casa y cobrar un modesto descorche, y por supuesto permitir que el cliente se acabe su botella en casa y ofrecerle un envase adecuando para el trasporte.

Buenos vinos y mejor compañía

taninoverde@hotmail.com
Roxana Taninoverde (facebook)
@Roxtaninoverde

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: