Chema collado original

Vecinos y vecinas

Chema Collados
Blog de Chema Collados. Fevesa. Salamanca

El comercio tradicional y los mercados: nuestra opción

Ahora que estamos en fechas de comprar más de la cuenta quizá sea el momento de hacer una reflexión sobre todo lo bueno que podemos hacer desde una compra responsable y, desde luego, desde las asociaciones vecinales creemos que esa compra responsable se debe hacer en el comercio tradicional: en las tiendas de barrio y en los mercados municipales.
Efectivamente, comprar en el comercio tradicional es apostar por la cultura de la cercanía, de la humanización de lo que hacemos, de la vida en el barrio y de los emprendedores que día a día intentan salir adelante desde donde viven dando vida y esperanza a nuestros barrios y luchando porque no se pierda la posibilidad de comprar el pan y los alimentos básicos sin tener que coger el coche.

Así, este comercio es muy necesario para humanizar nuestras ciudades y barrios. No es normal que tengamos barrios enteros como Huerta Otea, Los Alcaldes o Vistahermosa donde apenas podamos comprar ni tan siquiera el pan lo que, por otra parte, hace que tengamos que coger el coche y se produzca una situación claramente insostenible medioambientalmente hablando.

Por otra parte el comercio cercano hace incluso una gran labor social facilitando la posibilidad de vivir a personas que en otras circunstancias lo tendrían muy difícil para desplazarse hasta otro lugar distinto a su entorno. Este es el caso de los jubilados, discapacitados, jóvenes, parados…

Además, apostar por el comercio tradicional es apostar por lo local frente a la cultura globalizadora y defender nuestro sector agropecuario comarcal y regional con los productos frescos de nuestra tierra evitando el éxodo y la sangría continua de personas a otros puntos de España. Por ello, es algo imprescindible visitar todas las semanas nuestros mercados municipales donde tendremos garantía y calidad excepcional y una atención exquisita: San Bernardo, San Juan y el mercado Central.

La vida y el dinamismo que se siente cuando uno entra en estos mercados municipales junto con la amabilidad y la atención personalizada son algo que no se puede encontrar en los grandes hipermercados por mucho que nos lo intenten vender. Además, muy acertadamente, el Mercado Central ya desde hace un tiempo combina este tipo de compra con actividades diversas como talleres, concursos, ferias, dinamizaciones varias, actuaciones… lo que hace que deban ser indiscutiblemente elegidos los mercados como opción prioritaria para nuestras compras.

Por último, si por algo se caracteriza la compra en las grandes superficies es por el consumismo ciego y compulsivo a diferencia de la compra en tu tienda de siempre donde te asesoran, te dan productos de calidad y te ayudan a elegir lo mejor sin excederte a lo innecesario. No debemos dejar que mueran nuestras tiendas, en nuestras manos está.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: