Alberto orfao original

Un salmantino en Brasil

Alberto Orfao
Blog de Alberto Orfao.

¿Un futuro a costa de la historia?

La Navidad ya queda atrás y el verano se deja sentir ya en las calles de Brasil. A pesar de las fuertes lluvias, que pocos recuerdan con tal fuerza y cantidad en los últimos años, hay un espíritu que, casi imperceptible, se hace un hueco en los oídos de quienes aquí se encuentran. Como el sonido de las cigarras a últimas horas de la tarde, el carnaval comienza a aparecer en las mentes de los brasileños como un hecho esperado e inevitable.

Mientras tanto, en la espera, parece que no ocurre absolutamente nada. Sin fútbol, los brasileños se debaten entre asistir en estos días de lluvia a las nuevas telenovelas o a una nueva edición de Gran Hermano. Y no se crean que se trata de ese mismo programa que tenemos en España. Sin duda su origen es el mismo, aquella productora holandesa, Endemol, que para muchos creó un mal endémico y dio trabajo de por vida a Mercedes Milá.

 

Para otros, sin embargo, la compañía ahora propiedad de Mediaset España, llega a ser un experimento sociológico. Claro que, aquí en Brasil, es más bien un espectáculo sociológico. Solo para comenzar, los candidatos a participar en este programa deben enviar un video en el que describirán sus "cualidades" y se mostrarán como los más indicados para el puesto. Aquí un ejemplo de lo bizarro que esto puede resultar en este lugar.

 

http://www.youtube.com/watch?v=4uefTA055vY

 

Mientras el público brasileño parece hipnotizado con su televisión, se acerca el primer evento internacional que tendrá que soportar la, según algunos, endeble infraestructura del país: la Copa Confederaciones. Las obras, en su gran mayoría inacabadas, apenas serán disfrutadas por los brasileños en los momentos finales antes de las olimpiadas. Unas obras que nunca dejan de tener polémica por su construcción en barrios ricos y por dejar de lado a zonas con menos infraestructuras y poder adquisitivo.

 

Entre todas estas polémicas esta semana surge una nueva. El gobierno estatal de Río de Janeiro ha tenido la maravillosa idea de añadir al nuevo complejo deportivo de Maracaná un gran estacionamiento para vehículos. Claro que un espacio tal necesita de metros cuadrados; un área ocupada hasta este momento por el Museo del Indio. Este museo es un centro de cultura indígena en funcionamiento desde hace seis años.

 

Carlos Tucano, cacique de la Aldea Maracaná -nombre con el que se conoce a este complejo- explicaba a la agencia AFP sus reivindicaciones: "Estamos aquí para decir al Brasil y al mundo quiénes somos nosotros, trayendo nuestra historia que nunca fue respetada; pero con el anuncio de la Copa del Mundo de 2014 nos estamos sintiendo amenazados de expulsión".

 

Sérgio Cabral, gobernador del estado se mantiene en su posición y afirma que "el Museo del Indio será demolido" y que esta es una "exigencia de la FIFA y del Comité de Organización Local". Sin embargo, la Federación Internacional de Fútbol ha negado estas solicitudes.

 

Al mismo tiempo, la opinión pública es apoyada por personajes del mundo del arte como Caetano Veloso, Chico Buarque o Milton Nascimento que se han manifestado en contra de la decisión del gobierno carioca. En un artículo del pasado domingo en el periódico O Globo Veloso dejaba la siguiente perla: "¿Será que la vulgaridad que ronda a la actual administración estatal (permitida por la municipal) va a apoderarse del entorno del Maracaná?"

 

Alberto Órfão

Twitter: @a_orfao

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: