Alberto orfao original

Un salmantino en Brasil

Alberto Orfao
Blog de Alberto Orfao.

La mala imagen del político imputado

La Navidad ya ha terminado. Con las rebajas volvemos al día a día, a nuestra vida cotidiana. Entre tanto, y mientras vuelve a aparecer Rajoy, las instituciones también vuelven a su funcionamiento. En especial los juzgados, por todo el país. Desde Mallorca y Valencia hasta Galicia o Sevilla, donde las últimas informaciones deben haber sorprendido a muchas personas, entre las que me incluyo.
Los, aún supuestos, casos de corrupción recorren nuestra geografía casi de punta a punta y, sin embargo, podemos ver cómo políticos imputados en algunos de estos casos continúan participando de sus obligaciones y responsabilidades institucionales. Sí, es cierto, en nuestro país existe la presunción de inocencia, un derecho necesario para vivir en democracia. A pesar de ello, un partido político se basa en la imagen para poder ser elegido. Una imagen que, a priori, se ve afectada claramente por estos casos de posibles corruptelas.

El caso más sonado de los últimos meses es probablemente el de Valencia. Francisco Camps era imputado en el año 2009, algo que no afectó a los valencianos a la hora de ir a votar en mayo de este año y reelegir, incluso con más votos, a Camps como presidente autonómico de la Comunidad Valenciana. Como digo, respetando la presunción de inocencia, no hay ningún problema legal en elegir a un imputado para un cargo público. Pero, ¿y si en un futuro resulta que es declarado culpable? O incluso, ¿De verdad merece la pena votar a una persona que va a estar pensando más en su juicio que en sus obligaciones?

A mí, personalmente, no me gusta arriesgarme con la política. Puede que dude tanto de las acusaciones como de la presunción de inocencia y, por lo tanto, ante la duda lo mejor es ir a lo seguro y no votar a aquellos ‘afectados’. Como yo, imagino que habrá más personas. Es cierto que tampoco creo que sean una gran mayoría ya que, en ese caso, el bipartidismo existente en España habría desaparecido en las últimas elecciones.

Los partidos políticos mayoritarios, por el contrario, han optado por proteger y defender hasta el astío a estos individuos, y esta sí que me parece una actuación desafortunada. Porque en estos días de crisis, de ajustes y de necesidad a la población no le gusta nada que se malgaste el dinero público, y mucho menos que desaparezca.

Existen dos posibilidades para solucionar este problema, que es un problema más moral y de imagen que legal. Eso sí, las dos soluciones deben venir por parte de los partidos; como mucho de los militantes, aunque a la hora de la verdad todos sabemos que no deciden gran cosa (solo hay que pararse a observar la batalla sucesoria entre Rubalcaba y Chacón).

Una de las soluciones consistiría en la creación de listas abiertas para elegir a los candidatos de los partidos. Muchas personas votan a un partido, a pesar de que presente imputados en sus listas, por que concuerdan con la ideología del mismo.

Si se les da la opción de relegar a estos imputados entonces veríamos realmente si a la gente le importa o no la imagen de sus gobernantes.

La otra solución, más sencilla, debe provenir de la cúpula de los partidos, modificando sus estatutos y no permitiendo presentarse a cualquier imputado en cualquier caso judicial. Incluso, podría añadirse la cláusula de que cesara de su cargo temporalmente hasta que se resuelva el juicio; algo que se realiza de forma natural en otros países -no hace mucho pudimos observarlo en Irlanda- pero que parece imposible en el nuestro.

En estos temas, tengo que reconocerlo, quien mejor sabe gestionarlo es la Casa Real. Un miembro de la familia es imputado y, automáticamente, es apartado de los actos oficiales de la misma. ¿El resultado? La valoración institucional de la Casa Real se mantiene intacta. Ah, y además hacen públicas sus cuentas. Al final, los partidos políticos van a tener que aprender de la institución más antigua de España. Quien lo diría.

Alberto Órfão
Twitter: @a_orfao

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: