Alberto orfao original

Un salmantino en Brasil

Alberto Orfao
Blog de Alberto Orfao.

‘Fuga de Talentos’

“21.650 habitantes desaparecerán de la provincia en los próximos diez años”. Estos son los datos que presenta un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística de continuar la tendencia actual. La progresiva disminución del crecimiento natural de la población -la diferencia existente entre el bajo número de nacimientos y el de defunciones- y los niveles discretos de migración exterior serían las causas fundamentales de esta situación.
Según estos datos, allá por el año 2021 y en apenas una década España tendrá medio millón menos de habitantes. Castilla y León se presenta como una de las Comunidades Autónomas más afectadas por este descenso de población con una pérdida de más de 100.000 habitantes. Muy lejos quedan comunidades eminentemente dependientes del turismo estacional como los archipiélagos, Andalucía o Murcia.

Las causas parecen claras. Ante la situación de crisis, las migraciones exteriores se resienten, apreciando la menor cantidad de oportunidades. Mucho más si se trata del caso de España, con más de un 20% de paro. Por otro lado, el descenso de la natalidad se pronuncia más junto a una gran pérdida de poder adquisitivo y a la propia inmigración hacia otros lugares: la ‘Fuga de Talentos’.

En un primer momento, un descenso de la población puede parecernos esperanzador debido al momento en que nos encontramos. A priori, esto implica una menor demanda de empleo y, por lo tanto, un aumento en las posibilidades de encontrarlo. La disminución de esta demanda de empleo, sin embargo, se debe en muchas ocasiones a aquellos más valientes –o aquellos con más posibilidades o un mayor dominio del idioma- que se lanzan a la aventura del extranjero.

Estos ‘talentos’ pueden no llamarnos la atención en un primer momento. A largo plazo, por el contrario, son quienes terminan generando la riqueza de un país, los emprendedores. Jóvenes que, al estilo de ese gran territorio de innovación que es Sillicon Valley en California, terminan mejorando nuestro mundo, nuestra forma de ver las cosas. Muy al estilo del recientemente fallecido Steve Jobs.

Según una encuesta del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, dos de cada tres jóvenes menores de 30 años prefieren ser funcionarios públicos antes que tener un contrato fijo en una empresa privada. Mientras en Estados Unidos el 65% de los jóvenes aspira a crear una empresa mediante la cual lograr la independencia –al menos monetaria-, en España, su ilusión, es ocupar puestos vitalicios en la Administración.

Tal vez sea el clima, la cultura o la forma de vida. Es difícil dar con el verdadero origen del problema pero lo cierto es que a la hora de tratar con seriedad los temas que realmente nos afectan preferimos movernos hacia otro lado y cambiar de conversación. No solo necesitamos hacer efectiva una buena educación que forme buenos profesionales sino, además, debemos crear unas buenas estructuras para su vida posterior.

Un buen mercado laboral, mayores facilidades de movilidad o un aumento de las oportunidades para la juventud y que promuevan su creatividad son situaciones características de un país desarrollado. Un país que, a largo plazo, garantiza su continuidad y su competitividad, así como un mayor bienestar común.

Alberto Órfão

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: