Antoniocasassilueta copia original

Tras los Cristales

Antonio Casas
@casassimon

Unidad

La eliminación de la negociación colectiva dinamita la más fuerte arma en defensa de la dignidad, que no es otra que la unidad.

Hace pocos días, una conocida me contaba su situación en la empresa en la que trabaja. Teme seriamente por su puesto de trabajo, la dirección está empeñada en reducir la plantilla a menos de la mitad, y despedir a 56 de sus 98 trabajadores. Se trata de otras 56 personas a la calle para iniciar una dura aventura, la de volver a encontrar trabajo.

 

Mientras me contaba esto mostraba su desazón por que considera que el pueblo donde vive, la comarca, e incluso la provincia, no se ha movilizado por esos empleos, aludiendo a que es un motor económico de la zona. Ella veía necesaria la movilización del tejido social para intentar salvar esos 56 empleos.

 

Entonces yo recordé otras conversaciones con ella durante estos últimos tiempos, en las que le advertía del deterioro de las condiciones laborales de muchos trabajadores y la liquidación de los servicios públicos. Intenté muchas veces convencerla de que la nueva reforma laboral no era buena para ella, que el encarecimiento de la educación iba en contra de la igualdad de oportunidades, o que la merma de esos servicios públicos nos hacían más débiles como ciudadanos.

 

Su respuesta siempre me sacaba de quicio. Ante la reforma laboral ella esgrimía su contrato indefinido, la comodidad en tu trabajo, y que “el que quiere trabajar, trabaja”. Ante el encarecimiento de la educación me decía que ni tenía hijos, ni los pensaba tener, que eso no iba con ella, y ante el deterioro de servicios públicos como la sanidad, la típica coletilla de que “hay mucha gente que abusa”.

 

Pues bien, es posible que ahora pierda su trabajo, y ante su pasividad en las movilizaciones que muchos sectores de la sociedad han protagonizado en estos últimos años, ahora se encuentra demandando el compromiso de los demás para defender su sustento. 

 

Debemos tener una cosa clara, y es que solo los trabajadores defenderán los derechos de los trabajadores, como un todo, con solidaridad y conciencia de clase. Medidas de la derecha, como la eliminación de la negociación colectiva dinamitan la más fuerte arma en defensa de la dignidad, que no es otra que la unidad.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: