Antoniocasassilueta copia original

Tras los Cristales

Antonio Casas
@casassimon

Cuestión de actitud

Las actitudes son la clase de cosas que no aparecen en los programas electorales, pero que son las más importantes, ya que marcan la diferencia entre ser un gestor del montón y ser un alcalde o alcaldesa que se preocupa por la ciudad y por las personas que aquí viven y trabajan.

Parece hecho que el Ministerio de Defensa ha firmado un contrato con una empresa israelí para fabricar cartuchos para el Ejército Español. Esto sería sumamente perjudicial para los intereses de la Fábrica de Armas de Palencia, y por lo tanto para para sus trabajadores y por extensión para toda la Ciudad. Hace poco más de un año la factoría palentina fue comprada por la empresa noruega Nammo, lo que supuso un subidón para los trabajadores que veían así un poco más garantizado su futuro. Este episodio que aquí traigo puede echar por tierra la ilusión generada entonces, ya que este contrato podía haber supuesto una importante carga de trabajo para esta fábrica, y por tanto garantizar la prosperidad a medio plazo y el empleo de mucha gente.

 

Hace varios días comenzaron las movilizaciones de los trabajadores de la factoría, comandados por su comité de empresa, denunciando la situación, pidiendo el apoyo de sindicatos, partidos políticos y administraciones para forzar, en la medida de los posible, a dar marcha atrás al Ministerio y que el contrato se firmase con Nammo para dotar de carga de trabajo. Esta llamada de atención de los trabajadores se vio en la calle con la petición de firmas que se llevó a cabo para que toda la ciudadanía de Palencia apoyase esta justa reivindicación. Han sido muchos los palentinos y palentinas que firmaron lo antes que pudieron, representantes políticos  e institucionales. Todos, menos el alcalde de la capital, Alfonso Polanco, cuya firma no fue estampada hasta el pasado lunes, 9 de marzo.

 

Nunca es tarde si la dicha es buena, pero es que aquí la dicha depende de la rapidez con la que alguien reacciona. Esta firma es bienvenida, pero llega tarde. El alcalde de la ciudad no puede tardar tantos días en firmar, cuando ha tenido varias oportunidades para hacerlo, porque obviar los intereses de la Ciudad solo por no meter el dedo en el ojo al Gobierno del mismo partido, es una ofensa a Palencia. 

 

Estas actitudes son la clase de cosas que no aparecen en los programas electorales, pero que son las más importantes, ya que marcan la diferencia entre ser un gestor del montón y ser un alcalde o alcaldesa que se preocupa por la ciudad y por las personas que aquí viven y trabajan. La actitud pusilánime de Polanco firmando cuando la presión social era ya muy grande, es una muestra de lo que ha sido Palencia durante los últimos cuatro años, una ciudad gobernada por un gestor del montón, sin motivación y sin alzar la voz por la ciudad.

 

Palencia merece otra actitud, en tiempos en los que los recursos a gestionar son más bien escasos, hay que sacar la garra y la fuerza, no conformarse con lo que hay y llamar a muchas puertas y a muchos teléfonos para conseguir lo que Palencia necesita, lo que sea bueno o lo que nos haga prosperar. Esta Ciudad merece una alcaldesa que da muestras sobradas de esa garra y esa raza, que luche por los votos uno a uno, lo que garantiza que peleará por Palencia como esta ciudad y quien aquí vivimos nos merecemos. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: